X hits on this document

87 views

0 shares

0 downloads

0 comments

7 / 31

Dharam Gai (1989) llega a similares conclusiones a las de la investigación mencionada examinando nueve experiencias de participación popular en el trabajo con comunidades rurales pobres.  Algunas se refieren a crédito para los pobres como la difundida del Grameen Bank, otras a organización de pequeños productores, grupos de autoayuda y ayuda mutua.  Indica el investigador que en todos ellos, la efectividad es muy alta, y además es muy significativa la contribución al mejoramiento de la equidad.  Resalta:

Estas experiencias demuestran que una modalidad de desarrollo arraigada en organizaciones populares de participación, al mismo tiempo que permite la plena iniciativa individual y de grupos, promueve una distribución relativamente igualitaria de los ingresos y el acceso a los servicios y medios comunes.

En América Latina numerosas experiencias en marcha indican que la participación comunitaria puede arrojar resultados fuera del alcance de otros tipos de abordajes en los campos más disímiles.  Revisaremos brevemente tres de ellas, que son actualmente referente internacional, llevadas a cabo en áreas muy diferentes:  Villa El Salvador en el Perú, las Ferias de Consumo Familiar en Venezuela, y el Presupuesto Municipal Participativo en Porto Alegre, Brasil.

50.000 familias pobres se instalaron a comienzos de los 70 en un vasto arenal ubicado en las afueras de Lima, desprovisto de recursos de ninguna índole, y a distancia de vías de acceso.  A ellos se fueron sumando otras familias marginales llegando a una población de 250.000 habitantes. Adoptaron un diseño urbanístico muy peculiar altamente descentralizado.  El municipio está organizado por manzanas y cada grupo de manzanas tiene su propio parque central y espacios para la  deliberación comunitaria, la recreación, y la cultura.  Se organizaron en base a modelos altamente participativos, con directivos por grupo de manzanas, y más de 1000 espacios organizativos donde se desarrollan las actividades básicas de la Villa.   En dos décadas, en condiciones socioeconómicas muy difíciles, levantaron con su esfuerzo comunitario gran parte de la infraestructura física.  Construyeron 38.000 viviendas, 60 locales comunitarios, 64 centros educativos, 22 bibliotecas populares, 41 núcleos de servicios integrados de salud, educación, y recuperación nutricional, cuatro centros de salud, farmacias.

Su esfuerzo comunitario permitió lograr metas sociales de envergadura.  El analfabetismo es 3,5%, muy inferior a la media nacional.  Asisten a primaria la casi totalidad de los niños y a secundaria un porcentaje mucho mayor a la media del país.  La mortalidad infantil es marcadamente menor a la nacional, y lo mismo sucede con la mortalidad bruta.  Hubo concreciones muy significativas en agricultura, y se estableció un parque industrial de microempresas.  Se desenvolvió una densa vida productiva, social y cultural en medio de condiciones de adversidad económica muy intensas, con resultados muy diferentes a los de otras poblaciones marginales.  La experiencia ha recibido continuos laudos mundiales. La UNESCO la premió como una de las más desafiantes experiencias de educación popular.  Las Naciones Unidas la reconoció como promotora ejemplar de formas de vida comunitaria.  España le concedió el Premio Príncipe de Asturias como experiencia modelo de desarrollo social.  En el Perú se le otorgó el Premio Nacional de Arquitectura por su diseño urbano.  Recientemente, con apoyo de organizaciones de la sociedad civil, se ha transformado en uno de los primeros municipios de la región que ha incorporado la informática al servicio de la democracia.  Se han

Document info
Document views87
Page views87
Page last viewedMon Dec 05 21:08:08 UTC 2016
Pages31
Paragraphs308
Words12560

Comments