X hits on this document

48 views

0 shares

0 downloads

0 comments

11 / 18

Encerrada en la prisión de mujeres de Berlín, Rosa Luxemburgo cae nuevamente enferma. En octubre es trasladada a la cárcel de Wronke y en julio de 1917 es llevada a la prisión de Breslau. Después de dos años, o sea en 1918, la revolución alemana es la que recién logra liberarla.

En esa época, el objeto de sus preocupaciones es la revolución rusa. En "Cartas de Espartaco" hace un brillante análisis de este fenómeno histórico y de significación mundial. Antes de producirse los sucesos decisivos del Octubre ruso, R. Luxemburgo sostuvo la inevitabilidad de la dictadura del

proletariado. Las consignas fundamentales que fueron lanzadas: "0 la contra-revolución o la dictadura del proletariado". "O Kaledin o Lenin".

A pesar de las diferencias que le distanciaban de Lenin y de Trotsky, R. Luxemburgo les rinde su caluroso homenaje revolucionario, por considerarlos los conductores auténticos de la gran convulsión social. Sus reparos al régimen bolchevique los sintetiza en su folleto "La revolución rusa".

Cuando estalla la revolución rusa de Octubre de 1917, Rosa Luxemburgo se encontraba en prisión. Los acontecimientos le causaron una sincera alegría, le reconfortaron su ánimo y le plantearon la perspectiva de la victoria. Esa revolución significaba el triunfo de la táctica política que ella había preconizado para la lucha socialista en caso de guerra.

Personalmente para ella esos hechos tuvieron resultados adversos y por eso escribió a Diefenbach: "Mis posibilidades de libertad disminuyen con los acontecimientos de Rusia. Pero mis amigos, al fin, se encuentran en libertad. Esto me llena de un optimismo sin paralelo".

Un dato que debe subrayarse. Los socialistas de derecha de la Socialdemocracia alemana sostuvieron que el internacionalismo de la odiada Rosa Luxemburgo se debía a su origen judío.

Es cierto que el problema de la larga opresión nacional de los judíos ha tenido influencia dentro del marxismo internacional. Por otro lado, las persecuciones sangrientas contra los judíos polacos y los progroms que había visto durante su niñez podían haber influido en la formación de sus convicciones. Sin embargo, sus ideas estaban lejos de ser el resultado de reacciones instintivas o inconscientes. Sus adversarios estaban equivocados cuando juzgaban a la recia revolucionaria.

El internacionalismo de Rosa Luxemburgo se basaba en el socialismo científico, en la convicción de que el "interés de los trabajadores es para todos el muro frente a los intereses capitalistas, de que la sola defensa verdadera de las libertades nacionales es la lucha de clases internacional contra el impeialismo".

Ella era una apasionada luchadora por el internacionalismo, como corresponde a una verdadera marxista; creía que uno de los pilares en que debía descansar la fortaleza de la revolución socialista era la solidaridad internacional obrera. La revolución social, que comienza dentro de las fronteras nacionales, para triunfar tiene que trocarse en internacional.

Tal vez Rosa Luxemburgo sobre estimó la importancia de la espontánea solidaridad internacional de los trabajadores, pasando por encima de la importancia que tiene la estructuración de una vanguardia política del proletariado.

Document info
Document views48
Page views48
Page last viewedSat Dec 10 03:05:42 UTC 2016
Pages18
Paragraphs167
Words8473

Comments