X hits on this document

41 views

0 shares

0 downloads

0 comments

18 / 18

auxiliares de los verdugos del zarismo" (¡Bravo!). Sobre esto no debe quedar ninguna duda, ni en Alemania ni en Rusia. Es esto lo que dirá Bebel también, cuyas declaraciones ayer eran más el efecto de la edad ya que no vienen de su corazón siempre joven, es lo que gritará con una claridad inequívoca a quienes deben escucharlo. No es solamente el gobierno alemán y el gobierno ruso, sino el conjunto del movimiento de liberación rusa quienes tienen la vista fija en la actitud del proletariado alemán en esta cuestión (Interrupciones). Bebel ha hablado ayer de la posibilidad de una intervención. Las declaraciones contra las que me levanto tratan precisamente de esta posibilidad, de cuya extrema improbabilidad no cabe ninguna duda, por otra parte. Por eso debemos destacar unánimemente que ningún sacrificio nos parecerá demasiado pesado a favor de nuestros amigos rusos. Si se quiere tratar de hacer del pueblo alemán el verdugo de la libertad rusa, lo que equivaldría a una autorreprobación, a una autodestrucción cultural del pueblo alemán, esto sería simplemente el fin de todo, y se daría una de esas situaciones de las que Bebel hablaba ayer en la frase citada más arriba. No se dirá que el movimiento de liberación rusa será aplastado por el pueblo alemán, que posee la más grande y la más fuerte organización del proletariado internacional. Debemos preservarnos de este pecado mortal. Seríamos pobres tipos, dignos de irnos al diablo, si no tratáramos de que toda tentativa en Alemania de golpear en el lomo a la revolución rusa termine en una derrota completa de la reacción germano-prusiana. (Grandes aplausos).

Document info
Document views41
Page views41
Page last viewedSun Dec 04 17:47:36 UTC 2016
Pages18
Paragraphs167
Words8473

Comments