X hits on this document

38 views

0 shares

0 downloads

0 comments

4 / 18

En 1882, los dirigentes socialistas que se encontraban a la cabeza de varios grupos y comités obreros se plantearon la necesidad de unificar a las fuerzas revolucionarias, bajo un comando y programa únicos y definidos, con tal objetivo encaminaron sus esfuerzos hacia la formación de un partido político y así, nació el Partido Proletario Socialista Revolucionario, bajo los mejores auspicios, habiendo llegado a convertirse en una de las más grandes organizaciones revolucionarias de la época.. Para poder ensamblar el trabajo revolucionario con los rusos se ligó con la Voluntad del Pueblo de San Petersburgo. Esta última era un círculo de intelectuales que hacían la militancia revolucionaria con un sentido romántico, alejados del movimiento obrero, sin perspectivas políticas y sin un programa claro. Los métodos del terrorismo individual constituían lo central de su actividad. Indudablemente que esta alianza no podía tener resultados positivos en los planos práctico y teórico para el Partido Proletario Socialista Revolucionario. En 1888 rompió su ligazón con la Voluntad del Pueblo y entra en un período de reorganización.

Los emigrados nacionalistas polacos organizaron en París, el año 1892, la Unión de Socialistas Polacos en el Extranjero, como enemiga declarada del Partido Socialista. Esta última organización, desde el programa del grupo Proletariado, mantenía una intransigente línea internacionalista, que encontró resistencia entre muchos (Mendeissohn, Yanowska, etc.).

En 1893, en el congreso internacional de Zurich, Rosa Luxerriburgo en su informe, al referirse al movimiento polaco, señala nuevas tácticas marxistas para el movimiento socialista y una posición radical de oposición a los métodos anarquistas y reformistas. Con intransigencia marxista se pone frente a las ideas nacionalistas y reformistas de los polacos y expresa que son las masas las que deben librar su propio combate y "un partido socialista que se apoya en las masas, debe defender, ciertamente, las condiciones de existencia de éstas, pero no debe olvidar en la lucha cotidiana el objetivo revolucionario a alcanzar. Las reformas no son más que las etapas y los puntos de apoyo en el camino que conduce a la revolución social, es decir, desde luego, a la conquista política del Estado".

En este congreso se discutió, en primer plano, el problema de la actitud del movimiento socialista frente a la cuestión nacional.

Polonia se encontraba atada al yugo de la Rusia zarista. Las concepciones liberales de la burguesía polaca, ligada al capitalismo ruso, consideraban que la independencia nacional de Polonia significaba su propia muerte.

Rosa Luxemburgo no transigía con tal postura ni con las opiniones de los nacionalistas polacos y planteó claramente que ninguna nación puede ser libre con sus instituciones dominadas por otra nación. Para ella lo fundamental era que la independencia polaca esta subordinada a la instauración de tina república democrática en Rusia, en el país que en ese momento estaba dominado por los zares. De aquí se dedujo que el primer objetivo de lucha era la caída del zarismo. Correspondía oponer a la alianza de la burguesía polaca con la burguesía rusa, la unión del proletariado polaco con su igual ruso. Estrategia y táctica que fueron admitidas por los teóricos más eminentes.

Document info
Document views38
Page views38
Page last viewedSat Dec 03 14:43:18 UTC 2016
Pages18
Paragraphs167
Words8473

Comments