X hits on this document

39 views

0 shares

0 downloads

0 comments

8 / 18

Con Lenin y Martov lograron hacer aprobar la siguiente resolución: "Es deber de los trabajadores y de sus representantes ante el parlamento, en caso de no haber sido posible evitar el conflicto armado, utilizar la crisis económica y política engendrada por la guerra para levantar a las masas populares con la finalidad de destruir la dominación de la clase capitalista".

Posteriormente, volverá una y otra vez a formular su posición contraria a la guerra imperialista. Se pueden citar concretamente los escritos aparecidos en la "Correspondencia Socialdemócrata" (1913) y su discurso ante el tribunal (febrero (de1914) que le condenó a un año de prisión por su propaganda antimilitar en febrero de 1914.

La revolución de 1905 significó para los marxistas rusos una rica experiencia, cuyas enseñanzas hicieron posible seguir con mayor seguridad el camino de la victoria en 1917. Esa experiencia permitió definir claramente las posiciones de bolcheviques y de mencheviques. Las controversias principistas suscitadas en el seno de la socialdemocracia rusa llamó la atención de todos los marxistas de la época. Acerca de algunos problemas de importancia mostró su desacuerdo con Lenin.

Para los mencheviques el gobierno revolucionario a instaurarse después de la caída del zarismo no podía ser más que un gobierno burgués, esto como resultado de la caracterización que hacían del carácter de la revolución.

Para justificar su punto de vista se remitían a los acuerdos del congreso de Amsterdam de 1904 que condenó el rninisterialismo, es decir, el ejercicio del poder por los socialistas en un Estado burgués. Lenin criticó severamente la tesis menchevique por considerarla reaccionaria; Rosa Luxemburgo estuvo completamente de acuerdo con Lenin sobre este punto.

El problema que, en ese entonces y no en 1917, separaba a esos dos grandes revolucionarios era el de la dictadura, el de la acción de la clase obrera en el poder. Lenin sostenía la tesis de la dictadura revolucionaria democrática del proletariado y de los campesinos. R. Luxemburgo se pronunció por la dictadura revolucionaria del proletariado apoyada por los campesinos. Otra cuestión en la que no estaban de acuerdo era la que se refiere a la organización del Partido. Ella reconoce con Lenin que el Partido es la organización de la vanguardia del proletariado y que debe ser centralizado y disciplinado pero rechazó lo que llama un centralismo autoritario incompatible con un movimiento democrático, que sería un obstáculo y un peligro para el desenvolvimiento mismo de lucha de clases. Un tercer punto de discrepancia constituía el problema nacional. Lenin lanzó el grito de guerra de 1a autodeterminación de los pueblos sometidos al zarismo, táctica aceptada por el congreso de la Segunda Internacional. Sobre esta cuestión escribió su folleto "En defensa de la nacionalidad" (1900). Para ella no era útil la idea del derecho de cada nación a la autonomía. Pensaba que la división clasista era mucho más importante y decisiva que las divisiones de raza y de lengua.

El futuro demostró que en materia organizativa Lenín estaba en lo cierto y R. Luxemburgo equivocada. Su escrito sobre "Las cuestiones de organización en la socialdemocracia rusa" forma parte de su lucha antileninista.

NOTAS SOBRE SU PERSONALIDAD

Document info
Document views39
Page views39
Page last viewedSun Dec 04 00:31:19 UTC 2016
Pages18
Paragraphs167
Words8473

Comments