X hits on this document

57 views

0 shares

0 downloads

0 comments

6 / 20

en principio, ellos no estaban equivocados al reconocerle a ciertas aguas efectos

curativos y rejuvenecedores.

La tradición es milenaria, ya nuestros antepasados latinos, en los tiempos del

Imperio Romano derivaron de la expresión "Salute per Aqua", la palabra Spa con

la que designaron a todos aquellos lugares de aguas minerales y termales, en

los que la gente practicó Ia balneoterapia con resultados curativos para diversas

afecciones.

Pero los romanos no fueron los únicos precursores. Hace 25 siglos

Eurípides escribía: "EI mar cura las enfermedades de los hombres". En 350 a.C.

Hipócrates prescribía su uso tanto externo como interno y se dice que con baños

calientes de agua de mar, los sacerdotes egipcios curaron a Platón de algunas

dolencias. Por lo tanto, egipcios, griegos y romanos conocían el uso y virtudes

de los baños de curación. Fue sólo después de la decadencia del Imperio que la

moda de los baños fue vista con hostilidad y, posteriormente, con indiferencia

por los pueblos antes conquistados, pero volveria a surgir con renovada energia

en tiempos modernos.

En los siglos XVIII y XIX, los Spas europeos, que por lo general se

encuentran en sitios muy bellos, fueron los lugares preferidos para vacacionar,

ya que el turismo de playa como lo conocemos hoy día era desconocido. “En el

mundo desaparecido de los grandes Spas como Bath (ciudad que se fundó

alrededor de los baños termales), Baden-Baden, Eugénie, etc., se daban cita

11

Document info
Document views57
Page views57
Page last viewedSun Dec 04 15:36:22 UTC 2016
Pages20
Paragraphs466
Words4447

Comments