X hits on this document

95 views

0 shares

0 downloads

0 comments

24 / 33

Los servicios de comedor para prensa, instalados en un edificio provisional de la propia Villa “Libertador Miguel Hidalgo”, fueron concesionados por el Comité a la empresa Mauna Loa, mediante un contrato con vigencia del 12 de septiembre al 7 de noviembre. Según los términos de ese documento, el concesionario tuvo a su cargo la planeación, instalación y dirección del bar, el restorán y la cafetería, con sus respectivas áreas de almacenes y cocinas; la decoración, el manejo y la operación de esas instalaciones; la contratación del personal y el pago de honorarios a los diseñadores. El Comité, por su parte, costeó los gastos de equipo y mobiliario; pago la loza, los cubiertos y cristalería; y proporcionó el combustible y la energía eléctrica.

El horario fijado para el restaurante fue de las 7 a las 10 horas para el desayuno, de las 12 a las 16 para las comidas, y de las 18 a las 22 para las cenas. Se tuvo acceso mediante un boleto especial que pudo ser adquirido en el banco, en el propio comedor o en las oficinas administrativas. El bar y la cafetería permanecieron abiertos todo el tiempo y el pago se hizo directamente en las cajas de uno y otra.

El Comité pagó a Mauna Loa la cantidad de $55 por cada comida o cena servida. El usuario sólo pagó $25. El desayuno, con costo de $15 para el Comité, fue servido gratuitamente. La empresa concesionarla elaboró 10 minutas distintas, todas de cocina internacional, para el restaurante y la cafetería. Durante la operación se sirvieron 18720 desayunos, 24735 comidas y 29810 cenas. Empleó los servicios de 122 personas.

Los comedores de la Villa “Narciso Mendoza” fueron concesionados a la Compañía de Servicios Alimenticios Industriales, quien contrató directamente para el efecto, 214 empleados. El Comité proporcionó el equipo necesario: muebles, vajillas, cubiertos y cristalería. Los desayunos, con un precio de $ 12.50, ya incluidos en el pago de alojamiento, se sirvieron de las 7 a las 10 horas; las comidas y las cenas se cobraron a $ 25 y se sirvieron de las 12 a las 16, las primeras y de las 18 a las 22, las segundas. La cafetería estuvo abierta de las 7 a las 24 horas; y el bar, donde una copa costó $ lo y, una cerveza $ 5, de las 11 a las 24. Para los grupos artísticos hubo servicio de cocina hasta las 3 de la mañana. SAISA ofreció 10 minutas diferentes con 3 platillos, uno de los cuales fue siempre de carne. Todas las recetas fueron de tipo internacional.

La sección de comedores ocupó un área de 3674m2 y

122

constó de 3 restaurantes, identificados por las letras A, B y C, cocina central, cuartos de refrigeración, bodega, baños y sanitarios. La construcción fue hecha con materiales recuperables.

En los tres comedores se sirvieron, en total, 66506 desayunos -58909 para huéspedes y 7 597 para empleados- y 97 179 comidas y cenas -63 763 a visitantes y 33 416 al personal de la Villa.

RECREACION Y ESPARCIMIENTO

Entretener sanamente el ocio de los deportistas en la Villa Olímpica y ofrecerles la oportunidad de convivir fraternalmente, fueron dos de los objetivos que el Comité Organizador asoció al propósito fundamental de brindar a las delegaciones servicios eficaces y una estancia placentera.

Aun cuando el proyecto de la Villa comprendió amplias zonas verdes y se sabía de antemano que los comedores, en especial el internacional, iban a funcionar como lugares de reunión para miles de jóvenes, el Comité añadió al programa de obra, como Instalaciones de esparcimiento el Club Recreativo Internacional y un teatro al aire libre, de tipo griego. Aparte su función específica, uno y otro dieron mayor carácter a la Plaza de la Paz, el gran espacio ceremonial en donde se enarbolaron las banderas nacionales de las delegaciones deportivas participantes. El Club Recreativo Internacional se alojó en una construcción desmontable formada por tres cuerpos: en el mayor estuvieron el cine, con capacidad para 800 personas: el salón para teatro, danza o conferencia, para 400 espectadores; y la sala de exposiciones.

En el central, a su vez, un vasto salón para fiestas o eventos especiales con cupo para 2000 invitados; y salas de lectura, de música y de juegos mentales. Y, en el tercero, el salón de juegos de mesa, un pequeño, museo arqueológico formado con las piezas encontradas ahí mismo, las oficinas y servicios administrativos, las bodegas y la subestación eléctrica.

Formaron parte del Club una alberca de recreación, equipada con inyectores de agua caliente y clorinadores; amplios vestidores y baños incluyendo sauna y turco para ambos sexos; y una cafetería con solarium. A pocos metros de la alberca se encuentran varias pirámides prehispánicas, descubiertas durante las tareas de excavación de la

Document info
Document views95
Page views95
Page last viewedMon Dec 05 17:20:06 UTC 2016
Pages33
Paragraphs404
Words19055

Comments