X hits on this document

87 views

0 shares

0 downloads

0 comments

32 / 37

Calisto : Ya quiere amanecer; ¿qué es esto? No (me) pareçe que ha una hora que estamos aquí               y da el relox las tres.

En la escena del banquete, Acto IX,  Sempronio afirma de Elicia : “ aquí está quien me causó algún tiempo andar fecho otro Calisto, perdido el sentido, cansado el cuerpo, la cabeça vana, los días mal durmiendo, las noches todas velando...”

La evolución de Calisto - que es rico por herencia y que llena su coio con deportes gratuitos como la caza, montar a caballo, y sin pruebas de su preocupación por las armas -parece darse después de las muertes de los dos criados y de la alcahueta (Acto XII) y se hace incluso más imaginativo ( en el Acto XIV Calisto revive en su imaginación su primera noche deamor; también aquí se revuelve contra el juez que ha castigado a sus criados y que debía su cargo a  su padre)

* Melibea, en cambio, no parece ser una figura paródica en la obra, sino más bien un retrato, bastante convicnente de una joven que se enamora locamente, hasta la perdición. Melibea resite con vehemencia los requerimientos de Calisto en el Auto I, pero más tarde cae bajo el hechizo de Celestina ( el aceite serpentino sobre el hilado y el cordón de Melibea completarán el hechizo)

Melibea parece ser la única candidata seria para alcanzar la categoría de personaje trágico, ya que se ve atrapada en una cadena de acontecimientos que no puede controlar, y su único defecto es la caridad que derrocha.

La formación literaria de Melibea parecehaber sido más profunda que la de Calisto ( cuya lectura favorita era la de los Cancioneros españoles del XV); Pleberio, su padre, no le había dado a leer novelas sentimentales -que había transformado a su amante Calisto, como si fuera un Quijote del siglo XV-, sino “aquellos antiguos libros” llenos de aforismos y de ejemplos tomados de los autores clásicos, muchos de los cuales cita brevemente antes del suicidio (sin embargo, Melibea demuestra concocer también canciones populares y romances -ACTO XVI-, cuando por casualidad oye a sus padres discutir la posibilidad de buscarle marido: Melibea, al igual que Calisto, conforma aquí su comportamiento al de un modelo literario > la heroina de un romance morisco, o como la bella malmaridada de la lírica popular, cuando dice : “Si passar quissiere la mar, con el yré; si rodear el mundo, lléveme conmigo; si venderme en tierra de enemigos, no rehuyré su querer.... que más vale ser buena amiga que mala casada”

En el Acto XVI  Melibea se rebela contra sus padres, y en su parlamento se compara con mujeres de la Biblia y de la antigüedad clásica eligiendo monstruos de la naturaleza o del incesto, y, luego, ya al borde del suicidio, vuelve a compararse con parricidas como Neron o Medea. Melibea adopta, por tanto, una  actitud monstruosa, es en realidad un monstruo de la naturaleza: contribuye a la muerte de su amante. quizá a la de su madre ( Auto XIV : “o pecadora de tí, mi madre, di de tal cosa fuesses sabidora, cómo tomarías de grado tu muerte y me la darías por fuerçca..”), y acaba suicidándose; por tanto, más que una rebelde, al final acaba convirtiéndose en una asesina.

.

# Sentencias y refranes .

Miguel Marciales afirma que en la TC se incorporan 332 sentencias y unos 272 refranes. Si añadimos los “exempla”  (figura erudita relacionada con la sententia este porcentaje resulta mayor. En realidad “el contenido ideológico” de la obra depende casi exclusivamente de la presencia en ella de todo este material.No quiere esto decir que Rojas había leido las obras en las que estaban, sino que acudió como la mayoría a los “florilegios”o antologías de sentencias(en latín o en lengua vernácula), en las que iba anotada la obra a la que pertenecía.

- La mayoría de las sentencias petrarquescas citadas por Rojas se deb a un índice de este tipo que el editor de Basilea añadió a la Edición incunable de los “OPERA” de Petrarca. Aparte de 2 atribuciones a Séneca y 1 a Aristóteles en el Acto I, y 1 a Petrarca en el Prólogo de la TC, la sentencia celestinesca siempre se cita sin autor.

- En el Prólogo de la TC se distingue claramente entre “refrán y sentencia”, aunque luego en la obra se hallan mezclados y sin que se advierta de su uso, aunque como dice Julio Fernández Sevilla :hay tendencia a usar refranes para abrir o cerrar pasajes discursivos. En esa teoría de subversión de valores” es curioso que la utilización de sentencias por los personajes y por la situación

Document info
Document views87
Page views87
Page last viewedWed Dec 07 15:05:20 UTC 2016
Pages37
Paragraphs631
Words24375

Comments