X hits on this document

75 views

0 shares

0 downloads

0 comments

4 / 37

Hasta aquí no había nada que sorprendiera mucho a aquel primer lector, y, sin embargo, quedaba desconcertado. El signo externo de la singularidad y originalidad internas de la Celestina eran sus 21 Auctos de ininterrumpido diálogo. Un libro de tal aspecto nunca antes había sido editado o visto . La familiar historia había sido extrañamente remodelada (El lector tenía ya a finales de siglo una obra literaria que no se parecía por la Estructura y por su forma a ninguna de las que aparecieron por aquel entonces ( recordemos que en la poesía destacaban los Cancioneros, los romances, Las Coplas, los tanteos del Marques de Santillana, la nueva poesía con los nuevos metros; en prosa destacaba la novela sentimental -Siervo libre de amor, Arnalte y Lucenda - Carcel de Amor de diego de San Pedro; las novelas de caballerías -Tiran lo Blanc, El Amadis-; Libros de viajes -Viaje a Turquía, Historia de El Gran Tamerlán-; prosa biográfica  Claros varones de Castilla, generaciones y Semblanzas,.- Prosa histórica; prosa didáctica - El Corbacho, Los doze trabajos de Hércules-; y especialmente prosa humanística y traducciones de Petrarca, Bocaccio, Erasmo, etc.. En teatro, se recordaba el religioso, el tradicional de Gomez Manrique y los incios de Lucas Fernández, Torres Naharro y Juan del Encina).

El diálogo, naturalmente, había sido usado antes. Boecio en sus Consolaciones había dejado un modelo de diálogo didáctico y ejemplar, imitado por gran número de escritores medievales. La Edad Media, enfrentada con el surgimiento anárquico de la cruda vida humana, se refugió en el orden y en la doctrina. Y los debates dialogados -entre la filosofía yel Yo, entre el agua y el vino, entre el alma y el cuerpo, entre Elena y Maria -eran los recursos preferidos para explicar el orden y enseñar la doctrina. Cualquier ilusión de coloquio que pudiera dar el diálogo servía sólo de agradable revistimiento a un núcleo menos sabroso de instrucción moral. Inlcuso cuando los lectores medievales encontraban a un dramaturgo tan ameno y a menudo juguetonamente cínico como Terencio se esforzaban por convencer a sí mismos de sus estrictas intenciones morales. En cuanto a Misterios y los Milagros, sus discursos eran sobre todo doctrina hablada, encajada dentro de caracteres y personajes. Los escritores medievales no supieron o no quisieron  producir un intercambio continuado entre individuos, cada uno hablando al otro desde su propio punto de vista y desde su propia vida.

La Celestina cambió todo esto de un golpe. Tras muchos siglos de escritura, aparecía una obra en que un “yo” habla desde dentro de sí mismo a un “tú”, al que espera influenciar en su pensamiento, acción o sentiientos. (Stephen. Gilman en su prólogo a la Edición de la Celestina de Alianza Editorial, recogido también en “la Celestina: Arte y Estructura”. Ed. Taurus)

________________________

El anónimo primera autor organiza su comedia alrededor de una historia muy simple que se desarrolla de manera lineal. El tema del joven noble que se enamora obsesivamente de una doncella también de la nobleza y le dirige todos sus pensamientos y acciones para obtener su amor, es frecuenta en la literatura europea de la Edad Media. Esta historia se cuenta desde la narrativa sentimental, como hace Boccaccio en el Filocolo, El Filostrato y la Fiammetta, o desde la Comedia humanística.En la literatura escrita en castellano el vehículo habitual de tales historias durante el siglo XV fue la ficción sentimental.

Estas narraciones exponían en prosa lo que la poesía lírica encerraba en la expresión amorosa instantánea. Narraban el conflicot de un joven noble ante la imposibilidad de conquistar el amor de una mujer de gran linaje se dejaba vencer por la desesperación, lo que provocaba el trágico fin inherente a su fracaso. La exposición del conflicto obligabaa sus autores a inventar una sociedad en la que el proceso amoroso se desarrollara en un espacio y en un tiempo. Además requería la corporización de la amada y la existencia de otros personajes de noble condición como padres, intermediarios, amigos, vasallos,etc. que dieran volumen a esa sociedad.

En el primer acto de La Celestina vemos los inicios de uan historia similar a la que cuentan las narraciones sentimentales. Como en ellas, el matrimonio no se plantea y el amore conduce a la desesperación de Caisto. Sin embargo, es distinta la sociedad y distinto el proceso amoroso.  El primer acto no se desarrolla en Macedonia, como Cárcel de Amor, ni el espacio que separa a los amantes es inmaterial y nebuloso, como la distancia que media entre la cárcel de Leriano y el castillo de Laurela. A semejanza de lo que ocurre en la comedia humanística, observamos una acción de gran dinamismo donse los sentimientos se exteriorizan y donde el tono jocoso domina muchos episodios e incluso se cuela en los momentos potencilamente más trágicos o sublimes.(En LC la acción ocurre en una ciudad

Document info
Document views75
Page views75
Page last viewedSun Dec 04 10:24:19 UTC 2016
Pages37
Paragraphs631
Words24375

Comments