X hits on this document

81 views

0 shares

0 downloads

0 comments

4 / 22

pues un día como ese de 1829 se designó al primer comandante político y militar de las Islas Malvinas, pero no marcada a fuego en el corazón de los argentinos como el 2 de Abril.

A los hombres, como si su presencia les provocara vergüenza se los escondió en barracas y hospitales, sin darles oportunidad de recibir el merecido agradecimiento de los compatriotas a su regreso y después se construyó un muro de indiferencia. El peor de todos.

Pero como todos los muros que se erigen arbitrariamente, éste también se constituyó como un símbolo a derribar. Y de a poco, pero irrefrenablemente, comenzaron a notarse las fisuras de ese muro. El corazón profundo del pueblo lo fue corroyendo. Cada modesto acto en el más remoto de los pueblitos argentinos producía la erosión de sus ladrillos.

Yo se que todo reconocimiento es insuficiente veteranos.

Pero cuando ese muro comenzó a derrumbarse empezaron a valorarse vuestros esfuerzos en reconocimientos públicos.

Nuestra Comisión trabajó denodadamente en ellos.

y repetimos incansablemente que cada acto o ceremonia que hacíamos, y los que realizaban otras organizaciones hermanas, eran un combate más en esta campaña por la definitiva recuperación de nuestro territorio irredento.

Que lindo es hoy el 2 de Abril que costó décadas arrebatar a los indiferentes. El reciente, el país era una fiesta.

Que triste resulta el 14 de Junio.

El día del "amargo final", como dijera el coronel Félix Aguiar, mentor de la denominación de esta fecha como el "DIA DE LA MÁXIMA RESISTENCIA".

No me extraña saber que son muy pocas las recordaciones públicas en este día. 2 de Abril y 14 de Junio. CARA Y CONTRACARA de la misma gesta; 14 de Junio, la cara que se pretendía ocultar. Pero no nos vamos a ocultar más veteranos. Ustedes están aquí de frente y orgullosos y aquí también estamos nosotros: EL PUEBLO, para decides GRACIAS y rendirles los honores que se les negaron en 1982

Comprometámonos a reunimos todos los 14 de Junio para exaltar que la gesta no fue en vano. Los recordaremos cada día del año, baste entrecerrar los ojos para recordar con la misma emoción aquel 2 de Abril de 1982.

Todos los argentinos reunidos en una y mil plazas.

Sin odios ni sectarismos. Sin rencores. Haciendo flamear las banderas argentinas.

Con la alegría que nos contagiaba un puñado de hombres que habían llegado a las Islas y también hacían flamear nuestra bandera.

De a poco otros conciudadanos soldados fueron arribando al Archipiélago. No eran superhombres. Eran muchachos argentinos del común. Aunque dotados de especial valentía, que dejaban a sus familias y novias que los despedían con orgullo.

Sobrellavaban los días en aquellas frías latitudes, otros se aprestaban en el Continente con sus aviones y otros en las aguas con sus buques de la Armada y mercantes.

Días de vigilia, de angustia y espera.

y así llegó el 1ro. de Mayo, y los hicimos retroceder, en el glorioso bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina, obligándolos a desistir de tomar fácilmente Puerto Argentino. Y fue allí donde los ingleses corroboraron fehacientemente que la operación no sería un picnic.

El 2 de Mayo se consumó la doble traición de abortar las negociaciones y de hundir con un submarino nuclear al ARA General Belgrano. Fuera de la zona de exclusión por ellos mismos arbitrariamente delimitada.

Día a día se fue incrementando el esfuerzo de nuestros combatientes hasta el final en Bahía Agradable, Darwin y Puerto Argentino donde la entrega fue total.

Agradezco muy especialmente la presencia hoy acá de los compatriotas que no comparten el recordar lo que algunos llaman el Día de la derrota, pero igual se hacen presentes por amistad y camaradería. Pero yo les digo que no estamos reunidos para recordar una derrota.

Estamos reunidos para reivindicar la MÁXIMA RESISTENCIA de nuestros hombres y para celebrar el DÍA D Y la HORA H de la iniciación de una nueva campaña.

Algunos dirán que esto es mera simbología. Pero yo les aseguro que los símbolos son sumamente importantes. Por ello los símbolos nacionales como la bandera azul y blanca, el himno y la escarapela nos hermanan bajo el cielo de la Patria, desde la Quiaca hasta Puerto Argentino.

Por lo expresado, veneremos como un símbolo el 14 de Junio:

SÍMBOLO de la entrega del pueblo argentino a través de sus hijos mas queridos, LOS VETERANOS DE GUERRA.

SÍMBOLO de que jamás se renuncia a los principios sagrados por mas batallas que se pierdan. SÍMBOLO de la determinación de los argentinos de continuar luchando por una causa justa. SÍMBOLO de que las causas por las que vale la pena vivir y morir son aquellas que nos unen, que nos hermanan.

Document info
Document views81
Page views81
Page last viewedWed Jan 18 04:06:18 UTC 2017
Pages22
Paragraphs525
Words12813

Comments