X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 116 / 331

767 views

0 shares

0 downloads

0 comments

116 / 331

los Británicos en 1781 en Yorktown, Virginia (aunque Gran Bretaña reconoció oficialmente la independencia norteamericana recién en 1783).

La Confederación que surgió en 1776, aunque se cristalizó recién en 1781 cuando el decimotercer estado (Maryland) firmó los Artículos de la Confederación y la Unión Perpetua, era en realidad una débil unión de estados absolutamente independientes, que hasta tenían su propia moneda, y donde el Gobierno Nacional era ejercido solamente por un Congreso Legislativo, sin poder real alguno sobre los Estados, particularmente en cuestiones esenciales como la defensa, el gasto público y el comercio.

En 1787, once años después de la Declaración de la independencia de Gran Bretaña, cuando la población total era de 4 millones de habitantes, en medio del caos originado por las disputas entre los trece estados, entre granjeros y comerciantes y entre deudores y acreedores, en el mismo Independence Hall de Filadelfia, los 39 representantes de 12 (de los 13) Estados que se encontraban reunidos para modificar algunos artículos de la Confederación, decidieron establecer una nueva forma de gobierno que rindiese “más perfecta la Unión”, balanceando los “derechos” de los Estados con las necesidades de un Gobierno Central fuerte y conductor. División de autoridades y responsabilidades que fue consagrada como Sistema Federal o Federalismo.

Los 39 delegados, entre quienes se encontraban la mayoría de los posteriormente denominados Padres Fundadores (Founding Fathers), y entre quienes se destacaban George Washington, Benjamin Franklin, James Madison y Alexander Hamilton, acordaron crear un Gobierno Central fuerte, en quien los Estados delegaban algunos poderes indispensables para la conducción hacia el destino como Nación, como la defensa y las relaciones exteriores, y compuesto por tres ramas separadas y con distintos poderes para autobalancearse: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. También se acordó que el Poder Legislativo tuviera, como el Parlamento Británico, dos ramas: el Senado y la Cámara de Representantes. Para mantener el equilibrio entre los Estados grandes y los chicos, se estableció que en el Senado cada Estado estaría representado por dos bancas, mientras que en la Cámara de Representantes, la representación sería proporcional a la población de cada Estado.

Los conflictos entre Estados serían resueltos por la Suprema Corte de Justicia. El Poder Ejecutivo sería ejercido por un Presidente elegido de modo indirecto, a través de electores, dejando en manos de la Legislatura de cada Estado cual sería la modalidad de cómo serían designados los electores presidenciales, así como también los representantes de los Estados, en el Senado y la Cámara de Representantes Nacional. Algunos Estados optaron la designación de los electores presidenciales por medio de una votación popular, mientras que otros decidieron su designación por medio de sus Legislaturas.

Los acuerdos alcanzados en 1787 por los representantes de los Estados, quedaron expresados en un documento escrito denominado “Ley Suprema de la Nación” o Constitución que, una vez firmada por cada Gobernador, serviría de instrumento central del Gobierno Federal. La Constitución de 1787, la más antigua de las Constituciones vigentes en el mundo y modelo de numerosas otras constituciones (entre ellas la Argentina), fue ratificada por 9 Estados en 1788, y puesta en vigencia en 1789 por quien fuera no sólo el presidente de

Document info
Document views767
Page views767
Page last viewedThu Dec 08 03:24:58 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments