X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 17 / 331

626 views

0 shares

0 downloads

0 comments

17 / 331

2.1.2 Historia moderna del debate Estado Mercado

Las concepciones modernas de Estado y Mercado, el primero como organización política y jurídica de la comunidad, que procura el bien común (2) y el segundo, como institución social en la que los bienes, servicios y factores productivos se intercambian libremente entre los compradores y los vendedores (3), configuran dos principios que expresan acabadamente dos mundos que, aunque interactúan permanentemente, en su esencia son muy diversos: el mundo de la política y el mundo de la economía.

El Estado, con los cuatro elementos que lo conforman (territorio, población, gobierno y poder), constituye el espacio estructurado (entes y órganos del Estado) que actúa como brazo operativo para la conducción del proyecto social que expresa la voluntad y valores del pueblo, mientras que el Mercado, es el espacio no estructurado donde se determinan los precios y donde se expresa la voluntad de los individuos, quienes, como productores y consumidores, negocian transacciones sobre la base de valores y preferencias individuales.

Es más, en algunas concepciones de Mercado, resulta imperativo no sólo la eliminación de los condicionantes políticos expresados en las regulaciones del Estado, sino además la remoción de todos aquellos obstáculos que pudieran entorpecer las relaciones entre compradores y vendedores al momento que éstos establecen las cantidades y los precios de los productos que transan.

Tal el pensamiento del escocés Richard Adam Smith (1723/1790), profesor de la Universidad de Glasgow y principal referente de la “economía clásica” (considerado por algunos el padre de la economía política), quien en el año 1776, expuso su teoría: “la ganancia es el principal motivo de la conducta de las personas” y “la competencia induce a buscar mejoras de las que se beneficia el conjunto de la sociedad” (4).

Esto es el Paradigma Competitivo: si a cada individuo se le permitiese el logro de sus objetivos, en la búsqueda de la satisfacción de esos intereses particulares y a través de la competencia, en una situación de libre comercio, se alcanzaría la satisfacción de los intereses de todo el grupo. De acuerdo a esta teoría del “lassaie faire” (dejar hacer), basada en la conjugación del interés personal, la libertad de comercio y la división del trabajo, las sociedades producen, a través de la “mano invisible del mercado”, lo que las personas necesitan, a precios razonables.

A partir del concepto de división del trabajo, otro de los economistas destacados de la escuela clásica, el inglés David Ricardo (1772/1823) desarrolló la “ley de la ventaja comparativa”, en la cual postulaba que la sociedad nacional e internacional debería estar organizada según su eficiencia

Document info
Document views626
Page views626
Page last viewedSat Dec 03 05:29:21 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments