X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 171 / 331

790 views

0 shares

0 downloads

0 comments

171 / 331

O sea que más de 8 millones de menores no poseen cobertura de salud. A pesar del Medicaid y el SCHIP, el 11% de los niños menores de 18 años no posee ningún tipo de cobertura en salud. Esto es unos 8 millones de niños (poco más de un cuarto de la población de los Estados Unidos son menores de 18 años).

La falta de cobertura de 42 millones de  personas no significa que estas están absolutamente desamparadas al momento de enfermarse. Lo que se plantea con ellos es una paradoja: En caso de requerir una asistencia de emergencia pueden ser asistidos con los mismos recursos que las personas cubiertas por los seguros y recibir prestaciones que nunca abonarán, aunque los proveedores, intentarán por todos los medios que alguien pague las facturas.

Son los denominados cuidados no compensados (uncompensated care), cuyos costos, generados a los Hospitales, el sistema lo descarga sobre los que poseen cobertura.

El Sistema de Salud norteamericano, con las personas sin cobertura, tradicionalmente ha procedido de las siguientes dos maneras:

1)

Para la atención ambulatoria, así como para personas con patologías no críticas, el sistema aporta 3 billones de dólares anuales en forma de trabajo gratis o ajustado a la capacidad de pago de bolsillo de los hogares involucrados. En general los Estados poseen consultorios para indigentes.

2)

Para condiciones críticas e internaciones, en general, los pacientes consiguen atención en los Hospitales cuya principal misión es la atención de indigentes, si los hubiera en su Estado, o bien en Hospitales generalmente non profit cercanos. Estos últimos a su vez o bien consiguen que el Estado les pague o cargan sus costos sobre los pacientes asegurados con lo cual se establece un subsidio cruzado. Representa un 5% de los costos de los Hospitales (uncompensated care).

Por lo tanto no es exacto aseverar que las personas sin cobertura no tienen acceso a la salud. Sin embargo también es cierto que las personas de bajos ingresos, que no poseen cobertura de salud, sólo acceden al sistema cuando están críticamente enfermos, en condiciones de incertidumbre y socialmente como mendigos.

La paradoja y gran inequidad consiste en que esa misma persona, cuando no existe la presión de la emergencia, no consigue asistencia médica por cuanto no puede pagarla. Con lo cual no accede a las prestaciones o tratamientos que pudieron haber prevenido la condición aguda.

Document info
Document views790
Page views790
Page last viewedThu Dec 08 14:27:46 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments