X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 231 / 331

622 views

0 shares

0 downloads

0 comments

231 / 331

existen formas básicas y formas más avanzadas (de mayor cobertura y por supuesto más caras). La compra de medicamentos para el tratamiento de patologías que no requieren internación, es el otro gran componente de la erogación de bolsillo de los beneficiarios del Medicare. Según cifras oficiales del Medicare, una persona mayor en EEUU gasta US$ 1.350 al año en medicamentos prescritos (año 2001).

Es por ello que a partir de 2001 se está elaborando un programa por el cual, los beneficiarios del Medicare, podrían solicitar tarjetas de descuento ofrecidas por compañías privadas, que utilizarían el potencial de consumo de dichas personas para gestionar descuentos con los fabricantes de medicamentos y las farmacias. Las tarjetas no tendrían un subsidio del gobierno, sino que ayudarían a las personas mayores que pagan por sus medicamentos, a obtener rebajas parecidas a algunas que se obtienen con compañías privadas de seguros médicos, ya que la gente mayor, son las únicas personas que tienen que pagar sus medicamentos a precio completo. El gobierno calcula que con las tarjetas, las personas mayores ahorrarían, en general, entre 10 y 13 por ciento, lo cual supone un ahorro total de unos $170 por persona al año.

La cobertura del Medicare, orientada más hacia brindar cuidados a pacientes con problemas agudos, consiste en dos partes:

1) La parte A, que cubre los servicios hospitalarios y algunas Nursing Home. A esta parte A, en el argot médico se la denomina HI: Hospital Insurance. Para la parte A no existe prima (deductible) mensual ni anual, pero existe un deducible cada vez que se requiera internación (ya sea en un hospital o en una nursing home) después de que se hayan consumidos 60 días (Benefit Period: Período de Beneficio). El beneficiario que requiere internación luego de haber consumido los 60 días de su período de beneficio, comienza otro período por el que debe pagar nuevamente el deducible. No existe un número límite de períodos de beneficio. Las personas mayores de 65 años tienen derecho automáticamente a los beneficios de la parte A, si son ciudadanos o residentes legales.

2) La parte B, que cubre la atención ambulatoria. Esto es, atención médica y odontológica, exámenes de laboratorio, exámenes de diagnóstico por imágenes y un número limitado de prácticas de enfermería. Incluye atención de salud mental y servicios de ambulancia. Incluye el Durable Medical Equipment (DME, o Equipo Médico Durable en el sentido de rehusable, como muletas, sillas de ruedas, camas ortopédicas, que son indicadas por un médico). No incluye la cobertura de medicamentos en ambulatorio, salvo los intravenosos, y solamente cubre una pequeña proporción de los servicios asistenciales a pacientes con enfermedades crónicas. La parte B se denomina en la jerga médica SMI: Supplementary Medical Insurance. Para obtener la parte B del seguro, los afiliados deben pagar una prima mensual de $50 que se les descuenta de sus cheques del Seguro Social (jubilación), salvo que por sus bajos ingresos califiquen para un programa que se los subsidia. La parte B tiene también un deducible anual de $100 y, para la mayoría de los servicios, un copago del 20%.

Los beneficiarios del Medicare, para utilizar los beneficios del programa deben escoger entre dos formas:

1) La opción fee for service o Original Medicare Plan

2) La opción de afiliarse a una Managed Care Organization o Medicare + Choice Plan

Document info
Document views622
Page views622
Page last viewedSat Dec 03 02:57:01 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments