X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 284 / 331

688 views

0 shares

0 downloads

0 comments

284 / 331

percepciones sociales, que persisten desde la década pasada (1991/2000) y que aunque no alcanzan a ser expresadas de forma contundente, si no son advertidas y atendidas adecuadamente, pueden erosionar los consensos y hacer perder solidez al capital social acumulado:

1) Un sentimiento de inseguridad e indefensión frente a la adversidad y al poder, tanto público como privado, así como un menoscabo de la aspiración ética de equidad y solidaridad.

Esto es, los logros macroeconómicos que se van alcanzando, si bien son percibidos como positivos, ante la falta de transparencia en el seguimiento de las reglas del juego, particularmente por parte de aquellos que las pregonan e imponen,  la aparición aleatoria de ganadores y perdedores, así como la ausencia como contrapeso, de un Estado fuerte que garantice la justicia social, genera sentimientos tanto de indefensión e incertidumbre como de falta de equidad y una vida sin destino. Sentimientos estos últimos, que fácilmente  abonan la violencia.

2) Un sentimiento de insatisfacción que impulsa la nostalgia por situaciones que aunque autoritarias, ofrecen un refugio paternalista y promesa de certeza. Esto es, la insatisfacción ante los ajustes que se operan en los diversos ámbitos microeconómicos, en pos de alcanzar la productividad que la globalización reclama, sin que se vislumbre una plataforma mínima de certeza y estabilidad, abona el sentimiento de rechazo global y refugio nostálgico en las posiciones tradicionales, puramente doctrinarias de igualitarismo voluntarista.

Sobre la base de estas dos percepciones, el presente Argentino todavía genera dudas y temores respecto al modelo social hacia el cual se mueve, particularmente referido a como éste proyecta la distribución de las riquezas generadas y la mitigación de las situaciones críticas tales como la falta de trabajo, la imposibilidad de educarse adecuadamente, la enfermedad y la vejez.

Es por ello que gran parte de la sociedad, cuando siente temor por la competencia, cuando desconfía  de ser medida en su productividad, y cuando expresa que la flexibilidad laboral es sólo inseguridad, además, está demandando al Estado y al gobierno democrático que la defienda ante aquellos temores más profundos. Demanda al Estado y a la democracia que la proteja frente a la omnipotencia de los poderes económicos que aparecen cada vez más fuertes y ante los cuales  las personas y los grupos sociales se perciben cada vez más débiles.

Todos estos sentimientos sólo pueden ser superados si el conjunto social percibe de forma clara que el Estado cumple con  las funciones que le son indelegables, que el Mercado funciona en forma libre y transparente y que existe como contraparte de ambos poderes, Estado y Mercado un contrapeso fuerte, con capacidad de poner límite a todo abuso por parte de cualquiera de ellos: la comunidad organizada.

En este marco es absolutamente prioritario impulsar y liderar un conjunto de actividades destinadas a la promoción de la participación, asociación y organización de las bases sociales:

Facilitar la formación de organizaciones no gubernamentales en cuyo seno puedan canalizarse las diversas vocaciones de participación de las personas.

Permitir que estas asociaciones y organizaciones sociales no gubernamentales asuman cada vez roles más decisivos en la gestión y el control de los servicios de finalidad pública.

Document info
Document views688
Page views688
Page last viewedMon Dec 05 09:04:48 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments