X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 71 / 331

795 views

0 shares

0 downloads

0 comments

71 / 331

Las delicias de las estadísticas

Al momento de comparar las tendencias de los indicadores de desarrollo social, cobra suma importancia la extensión de los períodos que se involucran en el análisis. Esto es, cuanto más breves son los períodos, mayor influencia tienen en la definición de las tendencias de los indicadores de desarrollo social, los picos de las crisis, tales como la crisis hiperinflacionaria de 1989 y la crisis de la salida de la convertibilidad de 2002.

Es por ello que, si en el análisis se incluyen los picos de las crisis mencionadas, los indicadores de pobreza y desempleo de la década 1991/2000 son mejores que los años inmediatamente anteriores (1989) y posteriores (2002). En cambio, si se toma solamente el período intercrisis correspondiente exclusivamente a la década 1991/2000, se observa un aumento leve y sostenido de la pobreza y el desempleo (45, págs. 153 y 154).

Lo mismo ocurre con los indicadores de desarrollo humano. En este caso, dado que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), comenzó a elaborar el índice de desarrollo humano en 1990, la línea de base de la Argentina se ubicó en el ranking 99, dado que coincidió con el pico hiperinflacionario. Es por ello que la observación que realiza el profesor de Relaciones Internacionales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Jorge Castro en “La gran década”, referido al progreso de la Argentina al puesto 39 del ranking correspondiente al índice de desarrollo humano del año 1997, está sesgado por las características del año que se toma como comparación (47).

El índice de desarrollo humano compara, en forma combinada, tres aspectos estadísticos fundamentales de los distintos países:

1)

La longevidad, en términos de expectativa de vida

2)

El conocimiento, en términos de porcentaje de alfabetización y años de permanencia en el sistema educativo formal

3)

Las condiciones de vida, en términos de poder adquisitivo

Coeficiente de Gini y curva de Lorenz. Curva de Lorenz: es la representación gráfica del ingreso de los hogares o las personas. La curva se gráfica considerando en el eje horizontal el porcentaje acumulado de personas u hogares del dominio en cuestión y en el eje vertical el porcentaje acumulado del ingreso. Cada punto de la curva se lee como porcentaje acumulado de los hogares o las personas. La curva parte del origen (0,0) y termina en el punto (100,100). Si el ingreso estuviera distribuido de manera perfectamente equitativa, la curva coincidiría con la línea de 45 grados que pasa por el origen (por ejemplo el 15% de los hogares o de la población percibe el 15% del ingreso). Si existiera desigualdad perfecta, o sea, si un hogar o persona poseyera todo el ingreso, la curva coincidiría con el eje horizontal (0 grado). En general la curva se encuentra en una situación intermedia entre estos dos extremos (45 y 0 grados). Si una curva de Lorenz se encuentra en todo su trayecto por encima de otra (y, por lo tanto, está más cerca de la línea de 45 grados) podemos decir sin ambigüedad que la primera exhibe menor desigualdad que la segunda.

Document info
Document views795
Page views795
Page last viewedThu Dec 08 16:04:21 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments