X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 79 / 331

736 views

0 shares

0 downloads

0 comments

79 / 331

Sin embargo, el nuevo paradigma, con sus nuevas reglas de juego económicas, las nuevas relaciones sociales y el nuevo modelo de Estado, a pesar de instalado, decididamente no está socialmente legitimado.

Contribuye de forma substantiva a esta falta de legitimación, los siguientes elementos:

1)

El peso de la historia anterior y la gran velocidad de la transición.

2)

La percepción del conjunto social acerca de la inestabilidad de los nuevos estratos sociales que se fueron conformando, así como la fugacidad y aleatoriedad de su inserción en ellos.

3)

La falta de voluntad que exhibe el nuevo paradigma para alcanzar un mínimo consenso social, articulador de una instancia superior de integración como Nación, que permita superar la dependencia económica y la inequidad social.

4)

El rechazo que genera la intransigencia y el fundamentalismo económico que subyace en la promoción de la modernidad y la libertad por parte de los sectores neoliberales ortodoxos.

5)

El recelo frente a la soberbia de la tecnocracia, que disfrazada de aséptica, se apropió del concepto de modernización, pretendiendo demostrar que tenía un amplio dominio de ella y que por ende era la única con capacidad de llevarla adelante.

6)

La falta de participación de las grandes mayorías populares.

7)

La falta de transparencia y los groseros actos de corrupción observados en los poderes públicos y privados.

8)

El hecho que entre los ganadores dentro del nuevo modelo se visualicen siempre los mismos grupos de poder económico, antiguos proveedores del Estado prebendario, hoy reciclados a profetas de la eficiencia en la gestión privada.

En esta falta de legitimación social del nuevo paradigma subyace además, como frente a todo cambio de reglas de juego, un fuerte sentimiento, mezcla de incertidumbre y temor. Esto es, en el subconsciente individual y colectivo de toda sociedad, con el tiempo se van fijando las rutinas de comportamiento y se va conformando una especie de hoja de ruta conocida y segura, por medio de la cual, las personas y las comunidades se conducen cotidianamente sin incertidumbres.

Asimismo, tanto las personas como los grupos sociales desarrollan y aprehenden aquellas pautas que les permiten obtener en sus respectivos ámbitos, resultados de progreso y ascenso, lo cual va conformando una red de expectativas individuales y grupales.

   Es por ello que el cambio de las reglas del juego desajusta, tanto en las personas como en las comunidades, aquellos comportamientos y rutinas adquiridas, desarticulando las redes de contención social existentes. El cambio de reglas, exige además que los individuos y los grupos sociales aprendan las nuevas condiciones, adecuen sus expectativas

Document info
Document views736
Page views736
Page last viewedWed Dec 07 07:05:29 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments