X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 85 / 331

761 views

0 shares

0 downloads

0 comments

85 / 331

Se procedió al ordenamiento de los basurales, letrinas y cementerios

Como consecuencia directa de la caída de la autoridad nacional del Directorio en la batalla de Cepeda (1820, cuando José Rondeau fuera vencido por Estanislao López –gobernador de Santa Fe- y Francisco Ramírez –gobernador de Entre Ríos-), las provincias asumieron, entre otras, las funciones sanitarias, que nunca más fueron delegadas en autoridad nacional alguna. Desde aquel entonces, a tan sólo diez años de existencia de la “patria” (proyecto de Nación que por entonces se denominaba Provincias Unidas en Sud América) y hasta el presente, formalmente el cuidado de la salud fue responsabilidad de las Provincias.

El primer esbozo de política sanitaria, en el sentido de un conjunto de acciones de intervención del Estado en la organización del sistema de salud, no en el sentido de operativización de una teoría de atención de la salud, se evidenció en la década 1821/1930, durante la gestión de Bernardino Rivadavia como ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires del gobierno de Martín Rodríguez, a través de las siguientes acciones:

Fue reemplazado el Protomedicato de Buenos Aires por el Tribunal de Medicina (1822), reteniendo todas las funciones salvo las educativas.

Se creó la “Facultad” de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (1822, reemplazando al “Instituto”) como “Departamento” de la Universidad de Buenos Aires, creada el año anterior.

Se constituyó el Servicio Médico Sanitario del Puerto.

Se creó la Academia de Medicina, cuya vida fue de sólo 2 años, para resurgir nuevamente medio siglo más tarde.

Se crearon funciones específicas bajo control médico y se establecieron las divisiones de médico de campaña, médico de puerto y médico de policía de la capital. Los médicos de policía de la capital hacían autopsias, vigilaban la calidad de los alimentos y junto a los inspectores de farmacia controlaban la calidad de los medicamentos (Policía Médica).

Se dictó una norma por la que sólo podían ingresar a los hospitales los “pobres de solemnidad”, con certificado policial. Sin embargo, los pudientes, que habitualmente eran asistidos en sus domicilios por una creciente y próspera medicina privada, en casos graves eran trasladados a los hospitales, que tenían áreas para “enfermos de distinción”.

En 1823 se reemplazó la administración del Hospital de Mujeres (actual Rivadavia) a cargo de la Hermandad de la Santa Caridad, por una institución laica integrada por mujeres y financiada con fondos públicos: la Sociedad de Beneficencia. Todo un antecedente entre nosotros de cómo hacer beneficencia con fondos de los demás, particularmente con fondos públicos.

A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, mientras en el país se consolidaba el proceso de Organización del Estado Nacional por sobre los Estados Provinciales, el desarrollo del sector salud marchaba con total

Document info
Document views761
Page views761
Page last viewedThu Dec 08 01:09:21 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments