X hits on this document

Word document

rol del Estado en los sistemas de Salud con Modelo de seguros Múltiples en Competencia - page 86 / 331

785 views

0 shares

0 downloads

0 comments

86 / 331

independencia del Estado. Los médicos, que actuaban individualmente como profesionales liberales, comenzaron a conformar una incipiente elite al lograr el control de diversas áreas oficiales dedicadas a la persecución de curanderos y la vigilancia del ejercicio profesional (médico y farmacéutico).

En 1852, luego de que en Caseros Juan Manuel de Rosas fuera derrotado por Justo José de Urquiza, la Provincia de Buenos Aires promulgó diversos decretos destinados a reglamentar el funcionamiento del cuerpo médico. Por medio de dos de los decretos más importantes se produjo:

1) El reemplazo del Tribunal de Medicina por el Consejo de Higiene Pública.

2) La creación (re creación) de la Academia de Medicina.

La creación de estas dos instituciones fue el primer logro de la incipiente elite médica, particularmente el Consejo de Higiene Pública, dado que a través de este organismo se le asignaba a los médicos diplomados el control de diversas áreas consideradas de incumbencia médica, particularmente la persecución de los curanderos, así como la vigilancia del ejercicio médico y farmacéutico. Este último cometido había surgido porque ya a mediados del siglo XIX, sin que todavía surgiera la industria farmacéutica, se observaban conflictos con la prescripción de fármacos por cuanto los médicos extranjeros, que podían recetar según la farmacopea de su país, prescribían numerosas recetas exóticas y remedios secretos. Como en estos tiempos, el conflicto se establecía entre los sectores proclives a la regulación Estatal y los que se oponían.

Los médicos, quienes ejercían una gran influencia sobre los hábitos de las personas a través de una relación paternalista, desarrollaban su profesión en forma independiente, generalmente a domicilio, donde practicaban inclusive la mayoría de las intervenciones quirúrgicas. Constituían un sector de gran prestigio social que progresivamente fue consolidando un proyecto profesional, defendiendo la libertad del acto profesional y su adecuada retribución, así como acrecentando las áreas bajo su control, fundamentalmente desde el aparato del Estado.

Los farmacéuticos constituían otro grupo social consolidado, aún con anterioridad al de los médicos, de gran reputación en la población. La Sociedad Farmacéutica, desde 1854, editaba una publicación, la Revista Farmacéutica, que además de la divulgación de temas científicos expresaba la problemática profesional y las reivindicaciones del sector. Particularmente su autonomía con respecto a la hegemonía de los médicos y su afán de participar del control del Consejo de Higiene Pública.

En tanto, la propia comunidad, para facilitar el acceso a la atención médica, en este período dio origen a las primeras “Sociedades de Socorros Mutuos”, de las cuales las dos primeras fueron: la Sociedad de Socorros Mutuos San Crispín (1856, de zapateros) y la Sociedad Tipográfica Bonaerense (1857,

Document info
Document views785
Page views785
Page last viewedThu Dec 08 12:00:31 UTC 2016
Pages331
Paragraphs6232
Words112636

Comments