X hits on this document

Word document

SOLICITA SE DICTE AUTO DE PROCESAMIENTO. SE DECRETE PRISIÓN - page 226 / 357

714 views

0 shares

0 downloads

0 comments

226 / 357

                                Es en este contexto que la aparición de Sarlenga como un engranaje más de la organización, viene a facilitar con su presencia la continuidad de las exportaciones ilegales en el marco de una decisión adoptada mucho tiempo antes por las máximas autoridades del gobierno.

                                Las puntuales referencias dadas por el nombrado en la declaración señalada respecto del asesor que le requiriera la renovación de la representación a la firma DEBROL S.A.; lo acreditado en estos actuados en orden a la presencia de varios funcionarios vinculados a Emir Yoma en las decisiones de la Dirección General de Fabricaciones Militares; las probanzas que conducen a situar al nombrado Yoma como uno de los artífices de las maniobras; como asimismo todo lo aquilatado respecto a las responsabilidades de los ministros en la firma de los falsos decretos, y en especial la del Ministro González en la implementación de la metodología de los decretos “marco”; adunado a los aportes del Ejército Argentino a las operaciones cuestionadas; permiten avalar lo señalado en el párrafo anterior.

                                Volviendo a la cronología de los hechos, al amparo de los decretos 1697 y 2283 del año 1991 se produce la continuidad de la operatoria en junio de 1993, ayudada por las facilidades que le otorgaba la ausencia de todo tipo de controles en función de la obtención de los reseñados decretos "marco", falta de controles que se hacía extensiva a las autoridades aduaneras en razón del carácter "secreto" del material a exportarse.

                                Es evidente que desde el inicio de la operatoria y hasta marzo de 1994 la organización operó con mucha precisión y cautela. Sólo las denuncias efectuadas por el Embajador Federico Bartfeld desde Belgrado; los medulosos informes confeccionados por el Embajador Vicente Espeche Gil y las ingentes advertencias de los militares argentinos destinados en la región, complicaron el accionar de la agrupación en los primeros tiempos de su despliegue.

Document info
Document views714
Page views714
Page last viewedSat Dec 03 10:02:05 UTC 2016
Pages357
Paragraphs1968
Words108286

Comments