X hits on this document

Word document

SOLICITA SE DICTE AUTO DE PROCESAMIENTO. SE DECRETE PRISIÓN - page 289 / 357

798 views

0 shares

0 downloads

0 comments

289 / 357

retirarían o no el material. Emir Yoma, con quien el declarante siempre había tenido una relación cordial, le dijo que él se había portado muy bien salvándole el puesto, y que desde ese momento, debería de tener que colaborar con el partido ya que era la única empresa que no lo hacía. En ese interín, sorpresivamente, aparece por un fax el Sr. Palleros con la firma Debrol, iniciándose allí la relación Yoma, Palleros, venta de armas, aclarando que era un negocio que ya estaba montado. Yoma empieza a tomar las riendas del asunto y Palleros promete volver y ver si podía llevarse el material. Como a las tres semanas volvió y dijo que se llevaría un cargamento. Eran unos 10 contenedores que hubo que rearmar. Ya Palleros se arreglaba con Yoma. Se hicieron dos o tres embarques, normalmente, hasta que una vez a Palleros se le ocurre pedir un cañón. Le hizo saber que era imposible porque no estaba en los decretos, recibiendo luego un llamado del Sr. Yoma preguntándole cuál era el problema, diciéndole éste luego de conocer las circunstancias antes indicadas, que había una orden clara (se refería a los Estados Unidos) de que había que armar al Ejército croata. Así, se entregó ese cañón u obus, como si fuera otra cosa. Siguieron los embarques, Palleros le pide la comisión diciéndole por escrito que se la deposite en la famosa cuenta del M.T.B.. Ese dinero, según el declarante, era para Yoma. Toda esa operación rondó en los 10 millones de pesos, aproximadamente, aunque indicó el declarante no saber en cuánto se la vendieron a los Croatas. Ahí finalizó esa operación con los decretos de Panamá hasta que se empieza a elaborar el decreto 103. Yoma le hace saber que no podía ser que no pudiera venderse más y que habría que trabajar para que se firmase otro decreto. Destacó el declarante que en esos momentos Palleros lo llamó de Suiza y le dijo que fueran armando todos los papeles necesarios, que él conseguiría los certificados necesarios para seguir con las ventas. Trae allí el contacto de Venezuela. Destaca Sarlenga que realmente existía una nota de Venezuela (del delegado militar) por la que se decía que estaban buscando armamento en Chile y Argentina. Después aparece Palleros y un brasilero, Mattos Netto, indicando que tenían una oportunidad de venta de armamento en Venezuela. Manda la cotización, el

Document info
Document views798
Page views798
Page last viewedMon Dec 05 07:21:06 UTC 2016
Pages357
Paragraphs1968
Words108286

Comments