X hits on this document

Word document

SOLICITA SE DICTE AUTO DE PROCESAMIENTO. SE DECRETE PRISIÓN - page 307 / 357

708 views

0 shares

0 downloads

0 comments

307 / 357

                                Debemos reparar a la hora de valorar los dichos de Sarlenga, que la última vez que había declarado, la intimación de los hechos a él imputados difería sustancialmente con lo que hoy se ha probado, por lo que la proyección de lo allí dispuesto alcanzaba sólo a la venta realizada al amparo del decreto 103/95. Poco, muy poco, a la luz de lo que luego se iría develando.

                                Con posterioridad a ello, y a medida que nuevos hechos iban incorporándose como objeto de pesquisa, y en lo esencial,  cuando el abanico de responsables se iba engrosando no sólo en la cantidad de personajes sino también en la envergadura de las figuras, Sarlenga optó por un silencio que sólo franquearía más de cinco años después.

                                Por tal motivo, y a la hora de verificar el grado de credibilidad de los dichos de Sarlenga, debe destacarse la precisión con que expuso sobre los sucesos por él conocidos, aportando datos que aparecen congruentes con las pruebas que obran en la causa. La manera en que se explayó sobre el modo en que se realizaban los decretos, cómo se influenciaba a los funcionarios destinados a intervenir en los trámites, la facilidad con que contaban los intermediarios, la voracidad evidenciada en concretar más operaciones aún a riesgo de comprometer las relaciones de nuestro país con la República del Perú; otorga una inquebrantable base a la hipótesis sostenida en el dictamen de fs. 7756/7889 sobre la metodología implementada para lograr el éxito de las acciones propuestas.                                                                 

                                Y es que la versión de Sarlenga resulta de enorme valor más allá de las imputaciones concretas porque permite vislumbrar el verdadero alcance de lo sucedido, clarificando circunstancias y responsabilidades que los silencios hasta hoy evidenciados dificultaban dilucidar.

                                Esa congruencia con lo actuado en autos, también despeja cualquier vacilación a la hora de tener por acreditado el destino de los materiales exportados y el conocimiento que de esa circunstancia poseían los involucrados en los hechos.

Document info
Document views708
Page views708
Page last viewedSat Dec 03 04:43:16 UTC 2016
Pages357
Paragraphs1968
Words108286

Comments