X hits on this document

Word document

SOLICITA SE DICTE AUTO DE PROCESAMIENTO. SE DECRETE PRISIÓN - page 313 / 357

774 views

0 shares

0 downloads

0 comments

313 / 357

                                A partir de los dichos de Sarlenga pudo vislumbrarse que su permanencia al frente de Fabricaciones Militares pese al intento o interés del Ministro Camilion de removerlo, estuvo claramente vinculada a la influencia de Emir Fuad Yoma en las más altas instancias del poder, conforme lo expusiera en ocasión de solicitar el procesamiento de este último en la causa.

                                Basé tal afirmación, no sólo en lo declarado por Sarlenga sino también en lo relatado por el entonces Ministro de Defensa, quien sindicara a Esteban Caselli como la persona que le pidiera por la continuidad de Sarlenga al frente de la D.G.F.M.

                                Al respecto, y en aval de lo sostenido por Camilion, se agregaron a la causa los proyectos de renuncia y de remoción del cargo del mentado Sarlenga que iba a afirmar aquel, según que el entonces interventor de Fabricaciones Militares aceptara o no voluntariamente alejarse del organismo.

                                Por lo demás y volviendo al relato de Sarlenga, éste no adjudicó a Yoma el haber hablado con Camilion sino haberse ocupado de esa gestión, optando inicialmente el ex interventor de Fabricaciones Militares por reservarse el nombre de la persona con quien hablara Yoma. En la segunda declaración prestada fue más concreto y mencionó al presidente Menem como el receptor del pedido de Emir Yoma, indicando que se enteró de ello por la secretaria de aquél, Lourdes Di Natale. Esta última, si bien no fue categórica, aceptó como posible haberle transmitido a Sarlenga mensajes de Emir Yoma.

                                El testimonio de Esteban Caselli permitió cerrar el circuito indicando que por pedido del Dr. Carlos Saúl Menem le hizo saber al ministro Camilion que debía dejar a Sarlenga al frente de la Dirección General de Fabricaciones Militares.

                                Así, y más allá de lo declarado por Caselli sobre el directo encargo para mantener a Sarlenga en el organismo citado, los elementos mencionados anteriormente también conducen al entonces Presidente de la Nación como directo interesado en no moverlo de su puesto, si se advierte la estrecha vinculación que existía entre este último

Document info
Document views774
Page views774
Page last viewedSun Dec 04 18:56:37 UTC 2016
Pages357
Paragraphs1968
Words108286

Comments