X hits on this document

Word document

SOLICITA SE DICTE AUTO DE PROCESAMIENTO. SE DECRETE PRISIÓN - page 349 / 357

769 views

0 shares

0 downloads

0 comments

349 / 357

relevancia necesariamente situado por encima de los nombrados: el del entonces Presidente de la Nación Carlos Saúl Menem.

                                Y es que se presenta dificultosa la tarea de asigar al nombrado un rol que difiera de aquél que necesariamente debió ocupar la persona a la cual respondían todos los actores de los sucesos investigados.

                                En el marco de lo expuesto, la circunstancia de haberse encargado Carlos Saúl Menem de la continuidad de Sarlenga al comando de la Dirección General de Fabricaciones Militares debe ser valorada a la luz de los compromisos que los unían en la ilegal actividad, a la par que representa un claro indicio de la importancia que significaba para la organización la permanencia de aquél en ese organismo. No es un dato menor que haya sido precisamente quien en el mosaico asociativo presentado ocupaba la máxima jerarquía decisoria, el encargado de gestionar esa continuidad.

                                No debe soslayarse en el contexto señalado párrafos arriba respecto del dominio situacional y conocimiento del Dr. Menem de los sucesos investigados, el criterio jurisprudencial que considera configurado el agravante del segundo párrafo del art. 210 del Código Penal “cuando el rol del sujeto trasciende un pretendido protagonismo externo (consistente en ocasionales asesoramientos) y el autor posee capacidad de decisión relevante y conocimientos integrales de las maniobras delictivas que lo colocan en la dirección de la asociación ilícita” (CCCF. , Sala I, c. 29.941, GUERRA, R. 6/1/99).

                                Por otra parte, la doctrina ha considerado que son jefes los que comandan la asociación, cualesquiera que sean la jerarquía y el modo de su participación en el ejercicio del mando, caracterizándose a los jefes de la asociación ilícita como los que mandan a otros miembros de la asociación, sea a la totalidad de ellos o a una parte, debiendo tratarse de un mando realmente ejercido, es decir, que el autor debe recibir efectivamente  la obediencia en lo que atañe a los objetivos de la asociación de parte de sus miembros, lo que lleva a considerar que no basta la simple invocación de una jefatura

Document info
Document views769
Page views769
Page last viewedSun Dec 04 17:15:34 UTC 2016
Pages357
Paragraphs1968
Words108286

Comments