X hits on this document

PDF document

Claudia Monteverde*, Betsy Lara Gallegos** - page 5 / 6

22 views

0 shares

0 downloads

0 comments

5 / 6

Vol. VIII, No. 2, Julio-Diciembre 2007

t

Los signos y síntomas de un traumatismo dental son complejos. En relación a los dientes

temporales es bastante frecuente la ocurrencia de desplazamientos, debido a factores intrínsecos como son: calidad del hueso, el cual se caracteriza por presentar mayor número células y fibras, y a la inmadurez de los tejidos de sostén (5,12).

En la luxación intrusiva el diente es desplazado apicalmente debido a que se produce una fractura en las placas alveolares o por una expansión del alveolo en su tercio apical, lo cual coloca al diente en una nueva posición. Clínicamente parece que el diente ha sido expulsado, es decir no se ve pero en la radiografía aparece intruido (13,14).

La evolución clínica del caso presentado, en el cual se produjo una reerupción significativa y progresiva de los incisivos centrales temporarios, durante los 3 meses posteriores al traumatismo coincide con estudios realizado por Blanco (3), Brink (6), Kenny (7), Piskorowski (11), Fried (12), y Veleiro (14) donde se afirma que los dientes temporarios por lo general vuelven a erupcionar en un periodo de 1 a 6 meses posteriores al traumatismo, en especial si tienen formación radicular incompleta, por lo cual la reposición inmediata no es aconsejable, pues puede provocar la muerte pulpar por seccionamiento del aporte sanguíneo y además resulta muy traumático.

En relación al tipo de tratamiento los autores coinciden en la observación y la aplicación de colutorios salinos (2,5,13,15,16). En el presente caso, basados en resultados obtenidos por Schiott (17) y Lang (18), se indicó la realización de enjuagues bucales con clorhexidina al 0,12%,

para controlar la formación de placa y así mantener la salud de los tejidos de soporte dentario, resultando exitoso.

En un estudio realizado en 43 pacientes en edades entre 2 y 14 años de los cuales el 3% sufrió luxaciones dentarias se concluyo que la

u

conducta terapéutica va a depender de la gravedad de la intrusión es así como para las intrusiones leves y moderadas se espera le

reerupción espontánea y para las graves, donde las piezas intruidas pueden levantar el piso de las fosas nasales o existe daño al germen permanente se debe realizar la exodoncia. Lo anteriormente expuesto coincide con el tratamiento aplicado en el presente caso (3).

  • -

    Los dientes temporarios intruidos, como

consecuencia de lesiones traumáticas, si pueden reerupcionar.

  • -

    La mejor conducta terapéutica a seguir es la

observación clínica y radiográfica mediante controles mensuales. No obstante, en caso de que no exista una evolución favorable de la lesión,

  • o

    se observe daño al germen permanente en

desarrollo, el profesional deberá recurrir a la opción de tratamiento más adecuado según el caso.

  • -

    Se recomienda el uso de colutorios de

clorhexidina al 0,12% dos veces al día, durante 3 meses posteriores al traumatismo

  • -

    Un diente temporario puede erupcionar en un

período de 1 a 6 meses. Sin embargo, los dientes intruidos traumáticamente deben mantenerse en observación por un largo período de tiempo, ya que se pueden presentar complicaciones como: necrosis pulpar, reabsorción radicular y obliteración progresiva del conducto radicular, toda ellas pueden afectar al germen permanente en desarrollo.

  • -

    La gravedad de la intrusión orientara el

tratamiento; para los casos de intrusión leve y moderada se espera la reeurupsiòn espontánea, para los casos graves se debe realizar la exodoncia.

  • -

    Clínicamente existe una luxación intrusiva

severa cuando: las piezas intruidas levantan el piso de las fosas nasales o aparecen dentro de

59

Document info
Document views22
Page views22
Page last viewedMon Jan 23 11:08:51 UTC 2017
Pages6
Paragraphs146
Words2371

Comments