X hits on this document

1037 views

0 shares

0 downloads

0 comments

103 / 310

Pedro tenía a uno de los soldados, al que chorreaba sangre por la oreja, agarrado como un escudo, hincándole la espada en los riñones. Santiago y yo manteníamos al otro en el suelo, boca arriba, amenazándolo también a punta de cuchillo.

Pedro- ¡No se acerquen! ¡Jesús, corre, escapa por detrás de la caseta! ¡Al diablo contigo moreno, te digo que corras! ¡Vete! ¡Nosotros los aguantaremos hasta que estés lejos!

Jesús- Pero, ¿qué estás diciendo, Pedro? ¿Cómo me voy a ir yo y se van a quedar ustedes?

Pedro- Es a ti a quien buscan, moreno, ¿no lo entiendes?

Jesús- Nos buscan a todos, Pedro. Y alguien tiene que dar la cara. Vamos, de prisa, envainen las espadas y váyanse. Ahora te­nemos que ganar tiempo.

Pedro- Pero, ¿y tú, Jesús, cómo?

Jesús- No te preocupes por mí, Pedro. Ya Dios me ayudará a encontrar una salida. Váyanse ustedes y traten de hacer algo. ¡Vamos, lárguense!

Jesús le arrancó a Pedro la espada de las manos y la arrojó le­jos, sobre la tierra. El acero brillaba ensangrentado a la luz de la luna.

Jesús- Y ustedes, ¿a quién han venido a buscar?

Comandante- A ése que se llama Jesús de Nazaret. Traigo una orden de arresto contra él.

Jesús- Yo soy. Estoy desarmado. No haré resistencia.

Jesús avanzó hacia el jefe de la guardia con las manos sobre la cabeza. Luego se detuvo.

Jesús- Si vienen por mí, dejen libres a todos éstos. No tienen nada que ver en el asunto. Pedro, Santiago, Juan... váyanse de aquí. ¡Pronto! ¡Váyanse todos! Ya nos veremos luego.

Pedro- Pero, moreno...

Jesús- ¡Váyanse les digo! Avísenle a mi madre y a las mujeres. Pedro, por favor, habla con Judas a ver qué ha pasado.

Judas ya no estaba en el huerto. Se había escabullido entre los olivos. Nosotros salimos corriendo por detrás de la caseta donde Marcos guardaba la prensa de aceite. Jesús se quedó solo frente a los soldados.

Jesús- Como si yo fuera un ladrón vinieron a buscarme con espadas y garrotes. Se equivocaron. Los ladrones son otros. Los ladrones son los jefes de ustedes. Ellos trabajan en la oscuridad porque le tienen miedo a la luz.

Comandante- No pierdan tiempo. Amarren a este tipo, ¡y andando!

Document info
Document views1037
Page views1037
Page last viewedThu Jan 19 06:53:55 UTC 2017
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments