X hits on this document

653 views

0 shares

0 downloads

0 comments

13 / 310

terratenientes y grandes comerciantes, principalmente de trigo, vino, aceite y maderas. Los ricos vivían en el barrio alto y tenían su representación en el Sanedrín, tribunal jurídico y administrativo de Israel.

2. Los fariseos acostumbraban a lavarse las manos antes y durante las comidas. No era sólo una medida higiénica. Originalmente, los sacerdotes estaban obligados a estos lavatorios como signo ritual de su «santidad». Más tarde, los fariseos se apropiaron de este rito para marcar así su carácter de predilectos de Dios, pues se creían «los santos». La mayoría de las casas de Jerusalén tenían un espacio destinado a los baños y lavatorios rituales y estaba establecido que parte del agua que se usaba para estos fines debía ser agua de lluvia que hubiera fluido hasta esas instalaciones sin ser transportada. Jesús y sus compañeros no practicaron ninguno de los rituales de limpieza o purificación.

3. En Israel, sólo las familias ricas tenían criados, que vivían en régimen de esclavitud y realizaban en las casas todos los oficios domésticos, a excepción del hilado y tejido de las ropas, tarea areservada a la esposa.

4. Las fuentes, ollas y platos solían ser de barro cocido, aunque también se usaban de otros materiales. El metal, la piedra y el vidrio eran muy gustados por los fariseos piadosos porque, por no ser materiales absorbentes, no necesitaban de la limpieza ritual después de ser usados.

99- LA VIÑA DEL SEÑOR

Al llegar la primavera, Jerusalén abría sus doce puertas a miles y miles de israelitas venidos desde las cuatro puntas del país. Todos querían cobijarse dentro de sus muros para celebrar la gran fiesta de la Pascua. Con las caravanas de peregrinos venían también los baratilleros empujando sus carretones, las vendedoras de pasteles con sus cestos en la cabeza, los maestros ambulantes, las prostitu­tas de los pueblos vecinos, los beduinos expertos en comprar y vender ovejas, los mendigos expertos en pedir limosna y los viejos tañedores de cítara que se sentaban en las esquinas de las calles para entonar las canciones antiguas y así ganarse algún denario…(1)

Citarero- Es la historia de mi amigo

la que yo quiero cantar

permítanme comenzar:

mi buen amigo tenía

una viña,(2) y la quería

con cariño sin igual.

La limpió, sembró la tierra,

una torre construyó

Document info
Document views653
Page views653
Page last viewedFri Dec 02 20:13:14 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments