X hits on this document

712 views

0 shares

0 downloads

0 comments

179 / 310

Santiago- ¿Que te vienen siguiendo? ¿Viste a los solda­dos? ¿A los de Pilato? ¿La policía de Herodes? ¡Maldi­ta sea, habla! ¿Quién te viene siguiendo?

Salomé- Déjala que tome resuello, Santiago. ¿No ves que se le traba la lengua?

Santiago- Pues que se le destrabe pronto. Habla, condenada, ¿a quién demonios viste?

Magdalena- ¡A él!

Pedro- ¿Quién es él?

Magdalena- ¡Él!

Pedro- ¡Por la rabadilla de Moisés, ¿a quién has visto?

Magdalena- ¡A Jesús!

Marcos- ¿Cómo? ¿Encontraron ya el cadáver?

Magdalena- ¡No! ¡Lo he visto vivo!

Todos- ¿A quién?

Magdalena- ¡A Jesús! ¡Al moreno! ¡Acabo de verlo!

Santiago- Pero, ¿qué disparate estás diciendo?

Magdalena- Acabo de hablar con Jesús. Era él, estoy segura.

Salomé- Ya lo dije yo, esta muchacha no ha comido nada desde el viernes y...

Magdalena- ¡Lo he visto con este par de ojos igual que los estoy viendo a ustedes!

Susana- Claro que sí, mi hija, claro que sí. Ven, anda, tómate un caldito. Serénate un poco.

Magdalena- ¡Era él! ¡Era Jesús! Hablé con él hace un momento...

Pedro- Échale fresco, Susana.

Salomé- La pobre, ha llorado mucho.

Susana- Así le pasó a tía Domitila cuando murió el tío. Le dio como un frenesí y hablaba hasta de noche. Ven, magdalena, recuéstate un poco y descansa.

Magdalena- No, no, voy a acostarme. Déjenme contarles lo que me ha pasado, ¡caramba!

Marcos- Eso, que hable, que hable, que así se desahoga. Des­pués dormirá mejor.

Susana- A ver, mi hija, cuéntanos lo que pasó.

Magdalena- Yo estaba allí, junto al hoyo de la tumba cuando ustedes se fueron, y lloraba, y lloraba, y ya tenía los ojos como un tomate de tanto llorar, y de pronto siento unos pasos detrás de mi, y levanto la cabeza y me doy la vuelta... Yo tenía tantas lágrimas que

Document info
Document views712
Page views712
Page last viewedSun Dec 04 23:14:05 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments