X hits on this document

886 views

0 shares

0 downloads

0 comments

212 / 310

Y la gente, cansada y con la cabeza gacha, comenzó a bajar de la colina de las Siete Fuentes y a desperdigarse por el barrio de los pescadores, y por el mercado, y a llenar las calles de Cafarnaum y a regresar a sus casas, mientras el sol se hundía nuevamente en el Mar Grande, allá junto a la punta del Carmelo.

¡Cuánto tiempo nos costó comprender y hacerles comprender a nuestros paisanos que no había que andar mirando hacia arriba, sino hacia el hermano y hacia la hermana que teníamos a nuestro lado! ¡Cuánto tiempo escudriñando el cielo para ver llegar a Jesús sobre las nubes, sin darnos cuenta que, desde que Dios lo levantó de entre los muertos, su Espíritu llena la tierra, que donde dos o tres hombres y mujeres luchan, sufren y esperan, ahí está él presente! ¡Cuánto tiempo hasta comprender que aquel Jesús, con quien nosotros habíamos comido y bebido, había sido puesto por Dios como Señor del cielo y de la tierra y, elevado ahora por encima de todos los señores de este mundo, no se había ido! Al contrario, se quedaba para siempre con nosotros, con el pueblo, todos los días hasta el final de los tiempos.

Mateo 28,16-20; Marcos 16,19-20; Lucas 24,50-52; Hechos 1,3-11.

1 El número cuarenta es un número simbólico a lo largo de toda la Biblia. Cuarenta años equivalen a una generación. Por eso se dice que el pueblo de Israel anduvo cuarenta años por el desierto hasta llegar a la Tierra Prometida. Quiere decir que la peregrinación duró «una generación». El 40 indica también un período largo y con características especiales. Se dice de un reinado que duró cuarenta años para indicar que fue un reinado que dejó hue­lla, que marcó una etapa (2 Samuel 5, 4). Se dice que un período de paz duró ese tiempo para indicar que fue una época de plenitud. Las "apariciones" de Jesús resucitado a los primeros cristianos ocurrieron durante un largo espacio de tiempo, probablemente varios años (1 Corintios 15, 8). El libro de los Hechos habla de que sucedieron durante cuarenta días, y que después de este plazo Jesús «subió al cielo». Decir que Jesús resucitado se manifestó a sus discípulos durante cuarenta días expresa que aquel fue un período suficiente, completo, e irrepetible.

131- UN NIÑO VA A NACER

Siete semanas después de la Pascua se celebra en nuestro país la fiesta de las primicias, la del inicio de la cosecha. Y a Jerusalén fuimos a celebrarla los once y las mujeres. Llegamos a la ciudad de David un par de días antes, cuando las calles ya empezaban a llenarse de peregrinos tostados por el sol de la siega, adornados con coronas de espigas y flores. Como otras veces, nos hospedamos en casa de Marcos. Recuerdo que en aquellos tiempos, después que Dios había levantado a Jesús de entre los muertos, nació en todos nosotros un gran deseo por saber más cosas de su vida. Fue en una de aquellas noches anteriores a la fiesta de Pentecos­tés cuando María rebuscó en los recuerdos que guardaba en su corazón para contarnos los primeros años de la historia de su hijo.(1)

Document info
Document views886
Page views886
Page last viewedSat Dec 10 17:30:14 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments