X hits on this document

786 views

0 shares

0 downloads

0 comments

245 / 310

Una mujer vieja, llena de arrugas, con aros de plata colgados de la nariz, y envuelta en un manto oscuro, se acercó despacio a las pajas donde yo estaba recostada.

Ciriaca- A ver, María, dame tu mano. La derecha, eso es... "Si no crecieras, mi niño, si te quedaras pequeño, pero el tiempo pasará, más pronto que pasa el sueño"... A ver, hija, acércame esa lamparita para que yo vea... Esta es la raya de los pies... Sí, aquí dice que este muchacho cruzará el país para arriba y para abajo... y después para abajo y para arriba.

Hombre- ¡Pues va a gastar muchas sandalias!

Mujer- ¡Psst! ¡Cállese, hombre, esto es cosa seria!

Ciriaca- Esta es la raya de las entrañas... Veo muchos, muchos hijos. El niño de María va a tener muchos hijos. Tantos como granos hay en la espiga cuando madura.

Mujer- ¡Ea, María, no te va a caber en la casa tanto nieto!

Ciriaca- Vamos a ver ahora la raya del dinero... ¡jumm! ¡Lo que está es rayado! Me parece a mí que este muchachito, si no se gana la rifa, va a andar siempre con una mano delante y otra atrás.

Hombre- Por eso no, vieja, que así andamos todos en este país, ¡hip!, ¡como Adán antes del pecado!

Mujer- ¡Ea, Ciriaca, échese otro augurio!

Ciriaca- ¿Todavía quieren más? No, no, que venga otro, ¡que para ser de balde, ya le he dicho bastante!

Hombre- Yo lo que quiero ver es el asunto ese del ombligo que dijo acá el pastor... ¿Cómo es que se echa esa suerte, viejo?

Chepe- ¿Dónde está la tripa?

José- Por ahí andará...

Chepe- ¡Pues, a buscarla! ¡Sin tripa no hay suerte!

Mujer- ¡Mírenla! ¡Aquí está!

Chepe- ¡Vamos fuera, que esto tiene que ser en campo abierto!

Chepe- ¿Ven? Se tira el cordón del ombligo para arriba y todo el mundo abajo preparado.

Mujer- ¿Y entonces, abuelo?

Chepe- ¡Para el que lo agarre, salud, fortuna y amor! ¡Ahí va!

Hombre- ¡La tengo! ¡La tengo!

Mujer- ¡Otra vez! ¡Otra vez!

Chepe- ¡Ja! Trae acá, muchacho. ¡Para el que lo agarre esta vez, cien años de felicidad! ¡Ahí va!

Desde la cueva, recostada sobre las pajas, oí las risas, los aplausos y la algarabía de la fiesta que habían or­ganizado los galileos y los

Document info
Document views786
Page views786
Page last viewedWed Dec 07 20:42:04 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments