X hits on this document

837 views

0 shares

0 downloads

0 comments

277 / 310

Jesús- Maestro, ¿y qué es lo que hay ahí dentro?

Jesús, con los dedos sucios de tierra, señaló hacia el Santo de los Santos, el lugar más sagrado de aquel enor­me edificio que era el Templo de Jerusalén.

Sacerdote- ¿Ahí dentro? ¡Ahí dentro, hijo mío, está la Presencia de Dios!

Tonel- ¡La Presencia de Dios!

Jesús- ¿Y usted ha visto a Dios, maestro?

Sacerdote- No, yo no lo he visto.

Jesús- Entonces, ¿cómo sabe que está ahí?

Sacerdote- Porque está. Es un misterio.

Quino- No lo pueden ver, Jesús. Mi abuelo decía que el que ve a Dios estira la pata.

Jesús- ¿Eso es verdad, maestro?

Sacerdote- Es cierto, hijo. El que ve la cara de Dios se cae muerto.

Jesús- Pues tiene que ser muy feo entonces.

Sacerdote- No, hijo, no digas eso. Dios no es feo ni bo­nito. Dios no es alto ni bajo, ni fuerte ni enclenque. ¡Dios es espíritu purísimo!

Tonel- ¿Y qué es eso del «piríto purísimo»?

Sacerdote- ¿Espíritu purísimo? ¿Cómo les diría yo? Quiere decir que Dios es intangible, inalterable, inabarcable, inodoro, incoloro…

Tonel- ¡Inodoro!

Sacerdote- …inenarrable, incomprensible, inimaginable, infinito, inconmensurable… ¿Comprendes ahora cómo es Dios?

Tonel- Sí, claro, ya…

Jesús- Maestro, ¿y todas esas cosas que usted ha dicho caben ahí dentro?

En eso llegó otro sacerdote, más estirado que los otros dos…

Sifar- ¿Y esta reunión aquí, qué significa? Se les oye desde la puerta.

Sacerdote- Me alegro que llegue, rabí Sifar. Quiero que co­nozca a estos niños. Son muy inteligentes. Servirían para nuestra escuela.

Sifar- ¿Ah, sí? ¿Les gustaría venir con nosotros, hijitos?

Quino- ¿Venir a dónde? ¡Nosotros nos vamos a Galilea!

Sifar- Digo venir a la escuela de sacerdotes. Muchos jóvenes acuden a ella. Y llegan a ser dignos servidores del Templo.

Jesús- ¿Y qué es lo que hacen en esa escuela?

Document info
Document views837
Page views837
Page last viewedFri Dec 09 07:54:11 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments