X hits on this document

869 views

0 shares

0 downloads

0 comments

304 / 310

Un tiempo después, Mateo, el que había sido cobrador de impues­tos, y que ya tenía experiencia con la tinta y las letras, tuvo una idea parecida a la de Marcos.

Felipe-Pero, ¿qué haces aquí encerrado, Ma... ¡atchísss!… teo.

Mateo- Estudiando, Felipe, estudiando y escribiendo.

Felipe- ¡Maldita sea, qué polvo hay aquí! ¡Atchísss! ¡Te vas a poner amarillo como esos papeles viejos!

Mateo- En estos pergaminos, so burro, están las palabras de los profetas y de los sabios de Israel. Escucha, Felipe, oye lo que dice aquí: «Lo veo, pero no para ahora. Lo diviso, pero no de cerca: de Jacob sale una estrella, sobre Israel se posa». ¿Te das cuenta?

Felipe- Sí, sí, no me doy cuenta de nada.

Mateo- ¡La estrella, Felipe! La estrella que vio el profeta Balaán hace mil años era el Mesías. Y el Mesías era Jesús. ¿Com­prendes ahora?

Felipe- No mucho, pero...

Mateo- Escucha esta otra, oye: «Vendrán a ti los reyes de todas las naciones, una caravana de oro y de incienso». Eh, ¿qué me dices de ésta?

Felipe- No sé a dónde quieres llegar.

Mateo- A la cueva de Belén. Cuando Jesús nació allá en Belén, una estrella brilló en el cielo y fue guiando a los reyes del oriente que vinieron a rendirle homenaje al Mesías de Israel.

Felipe- Que yo recuerde, María dijo que sólo vinieron unos pastores, y no creo que olieran a incienso.

Mateo- Te falta poesía, compañero.

Felipe- Y a ti te sobra fantasía.

Mateo- No, Felipe. Nuestros profetas escribieron de Jesús. Todas las profecías de antes se han cumplido ahora entre nosotros.

Felipe- No, no, tú estás haciendo trampas, Mateo. Tú sabes que no vino ningún rey de oriente ni nada de eso.

Mateo- No, las trampas las hice antes, cuando cobraba impues­tos allá en la aduana de Cafarnaum. Ahora no.

Felipe- Ahora también. Porque eso de la estrella no es verdad.

Mateo- La verdad es como una escalera. Y tú te quedas en el primer escalón.

Felipe- ¿Y cuántos escalones has subido tú ya, eh?

Mateo- No sé, Felipe, pero pienso que la verdad más verdadera está detrás de las letras. Y ésa es la que yo quiero escribir. Mira, a lo mejor con estos relatos míos muchos conocerán a Jesús y se

Document info
Document views869
Page views869
Page last viewedSat Dec 10 11:04:21 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments