X hits on this document

875 views

0 shares

0 downloads

0 comments

310 / 310

es al que más le interesan los temas «judíos»: polémicas con los fariseos y escribas, crítica al nacionalismo judío, a la ley, a los ritos. Su escrito es combativo contra el racismo y el legalismo de sus paisanos. Es un texto muy catequético. A Mateo le interesó mucho más que contar con exactitud lo que pasó, explicar las enseñanzas que podía sacar la comunidad de cada acontecimiento. Por eso busca siempre la «moraleja» y, con toda libertad, la añade, poniéndola en boca de Jesús para dar aún más autoridad a lo que quiere enseñar a los cristianos que le lean.

4. Hacia finales del siglo II se le atribuía ya el texto del tercer evangelio a Lucas, un médico amigo de Pablo (Colosenses 4, 14), que fue el autor también del libro de los Hechos de los Apóstoles. El evangelio de Lucas fue escrito más o menos a la par que el de Mateo. No está dirigido a los judíos. Es una catequesis escrita para los paganos, para extranjeros, para gente con cultura y mentalidad griegas. Por eso Lucas dejó de lado algunos temas del ambiente judío para resaltar muchos otros temas que tenían que ver con lo que vivían las comunida­des a las que se dirigió. La riqueza de su vocabulario y la libertad en la construcción de las frases indica que dominaba el griego mu­cho más que Mateo y Marcos. Es un gran redactor, tiene un plan al escribir, es el único que da «razones» al comenzar su texto (Lucas 1, 1-4 y Hechos 1, 1-2). Aunque siguió a Mateo y a Marcos, usó mucho material que no aparece en estos dos evangelios. Lucas quiso hacer una «historia de la salvación» y es el único que llama a Jesús «salvador». Le interesa resaltar los elementos sociales y humanos que harán posible, a partir de Jesús, una historia y un hombre nuevos. Su evangelio es el más social. Retrata siempre con fuerza y dureza a los poderosos y a los explotadores de los pobres.

5. El evangelio de Juan ha sido considerado siem­pre como un texto totalmente distinto a los otros tres. Fue escrito más o menos en el mismo tiempo que el de Mateo y el de Lucas, 75 ó 90 años después de la muerte de Jesús. Todo parece indicar que su autor fue un testigo muy directo de la vida de Jesús, por la abundancia de pequeños y exactos detalles que sólo él posee. A Juan, el hijo de Zebedeo, pescador de Cafarnaum, se le atribuye con mucha probabilidad ser el redactor de este texto, aunque pudo serlo también un discípulo estrechamente unido a él. La tradición dice que fue escrito en Éfeso, donde Juan habría pasado con María, la madre de Jesús, los últimos años de su vida. En todo caso, el autor de este evangelio «piensa» en arameo, aunque escribe en griego. Y los lectores a quienes se dirige son tanto los judíos que conocen bien el ambiente de Palestina como los ex­tranjeros a los que hay que explicar con detalle lo que les era totalmente extraño de las costumbres judías. Juan es quien menos cita el Antiguo Testamento, pero quien está más profundamente influido por los textos de las Escrituras, por los profetas y por la historia del Éxodo. En este evangelio no hay como en los otros tres, diversidad de temas. Hay uno solo, desarrollado de distintas maneras: Jesús es la definitiva revelación de Dios a la humanidad.

Document info
Document views875
Page views875
Page last viewedSat Dec 10 13:47:23 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments