X hits on this document

708 views

0 shares

0 downloads

0 comments

80 / 310

María- ¡Psst, Marcos, no hagas bulla! Digo yo que cuándo acabarán de llegar los muchachos. Ya deberían estar aquí.

Susana- Esperarán a que sea un poco más oscuro. Tienen que tener cuidado. Las puertas de la ciudad están muy vigiladas.

Marcos- Bueno, bueno, ¿se ha acordado alguna de ustedes de lo más importante?

Magdalena- ¿Lo más importante? ¿Es que no tienes hocico? ¡El cordero estará listo dentro de un momento!

Marcos- Esta noche tan importante es el cordero como el vino. ¿A que se les olvidó?

Magdalena- ¡El vino! ¡Es verdad! ¡No tenemos vino! Y aho­ra, ¿a dónde vamos a ir a comprarlo?

Marcos- Tranquila, mujer, tranquila. ¡Abajo tengo una tinaja así de grande llena hasta el tope! ¡Nos podemos emborrachar todos y aún sobra para brindarle al profeta Elías cuando venga! ¡Esta noche hay que levantar las jarras bien alto y brindar por la liberación de nuestro pueblo!

Susana- Levantar la jarra y bajar la voz, Marcos, ¡caramba con­tigo, muchacho, qué escandaloso eres!

A pesar del miedo y del peligro, aquella tarde todos estábamos contentos, dispuestos a celebrar la fiesta más grande del año.(8) Es­perábamos contra toda esperanza que Dios metiera su mano por nosotros y que, en aquella Pascua, rompiera de una vez las cade­nas que hacían esclavo a nuestro pueblo.

Mateo 26,17-19; Marcos 14,12-16; Lucas 22,7-13.

1. La fiesta de la Pascua era la más solemne de las fiestas de Israel. Se celebraba en el primer mes del año judío, el mes de Nisán, correspondiente a una fecha situada entre mediados de marzo y mediados de abril. La fiesta duraba siete días, pero se consideraba día de Pas­cua el 14-15 de Nisán, cuando se comía la cena pascual. Las indi­caciones para celebrar la fiesta se transmitieron de genera­ción en generación y quedaron fijadas en el libro del Éxodo (12, 1-28). Desde varios siglos antes de Jesús, la fiesta de la Pascua quedó unida a la fiesta de los ázimos (Éxodo 13, 3-10). En su origen, antes de Moisés, la Pascua fue una fiesta de pastores, en la que se comía cordero, y la de los ázimos, una fiesta de agricultores, en la que se comía el pan de la nueva cosecha. Después de Moisés, ambas fiestas se relacionaron con la liberación del pue­blo de la esclavitud de Egipto. Y esto fue lo que Israel conmemoró durante siglos hasta los tiempos de Jesús. La Pascua era la fiesta de la independencia nacional. Una celebración patriótica y religiosa.

2. El centro de la fiesta de Pascua era la cena. Y en el centro de la cena estaba el cordero. En tiempos de Jesús, el cordero se compraba generalmente en los atrios del Templo y se sacrificaba allí

Document info
Document views708
Page views708
Page last viewedSun Dec 04 16:55:22 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments