X hits on this document

722 views

0 shares

0 downloads

0 comments

82 / 310

conoció Jesús, en cuanto a la comida, oraciones y cantos. Pascua, en hebreo «pésaj», significa «paso». Yavé pasó por Egipto en la noche de la liberación del pueblo. Pasó de largo por las casas de los hebreos señaladas con sangre y castigó a los egipcios y el pueblo liberado pudo así pasar por las aguas del Mar Rojo, del color de la sangre, hacia una nueva tierra.

11O- LA CENA DE PASCUA

Atardecía sobre Jerusalén. El sol, terminada su carrera, se escondía ahora entre los montes secos y amarillentos de Judea. Pronto apa­reció en el cielo, redonda y silenciosa, la luna de Pascua.(1) Era el día 13 del mes de Nisán, jueves, víspera de la gran fiesta.

Pedro- ¡Ea, compañeros, ya es la hora! Mi suegra Rufa dice que el cordero pascual hay que comerlo entre dos luces, entre el sol y la luna, para que haga buena digestión. ¡De prisa, Natanael! ¡Vamos, Tomás!

Juan- Sí, que en casa de Marcos, las mujeres ya estarán desesperadas pensando que nos ha pasado algo malo.

Felipe- ¡Las mujeres desesperadas y mis tripas también! ¡Andando!

Santiago- Espérense... ¡espérense!

Pedro- ¿Qué pasa, Santiago?

Santiago- No pasa nada, Pedro. Pero no vayamos todos juntos. Es peligroso, la ciudad está muy vigilada.

Pedro- El pelirrojo tiene razón. Mejor salir unos por un lado y otros por otro. Y tú, Jesús, enfúndate en el manto y no hables con nadie. ¡Dan sesenta siclos por tu pescuezo, así que, ya sabes, desconfía hasta de tu sombra! ¡Ea, vámonos ya!

Las calles de Jerusalén, a pesar de la hora, estaban repletas de pe­regrinos que iban y venían buscando un albergue para dormir o una taberna para beber. Nosotros, en grupos de a dos y de a tres, atravesamos las casuchas del Ofel, bordeamos la fuente de Siloé y tomamos la calle Larga, la que sube hacia el barrio de Sión, donde vivía Marcos, el amigo de Pedro. Jesús y yo íbamos juntos.(2)

Juan- Oye, moreno, tengo que hablarte de un asunto.

Jesús- Dime, Juan.

Juan- Moreno, aquí está pasando algo raro. Y la cosa es con Judas. No sé, pero el iscariote no está jugando limpio. El martes lo vieron hablando con Barrabás y otros del movimiento. Lo han visto salir también de casa del jefe de la guardia del Templo.

Jesús- ¿Cómo sabes tú eso, Juan?

Juan- Me lo dijo ese amigo mío que trabaja de criado en el pala­cio de Caifás.

Jesús- ¿Desconfías de Judas?

Document info
Document views722
Page views722
Page last viewedMon Dec 05 03:24:30 UTC 2016
Pages310
Paragraphs4836
Words127592

Comments