X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 13 / 21

52 views

0 shares

0 downloads

0 comments

13 / 21

pero ahora España precisa otro hombre. No sabemos todavía “quién”. Ya saldrá. Lo importante es -dijo- preparar el terreno, hacer propaganda, servirse del odio del pueblo español hacia el clero y recoger las lamentaciones del pueblo antes rojo; todo eso será precioso en su día.

[...] pareció querer decir que con hábil propaganda podría lograrse que los españoles acreciesen su admiración hacia Hitler hasta el punto de que los hechos y opinión de este prevaleciesen “sobre los del propio Caudillo”, forzando a éste a seguir una política de identificación absoluta con la del Führer29.

La excepción española: el obispo de León

¿No hubo alguna excepción en la actitud antinazi de la jerarquía eclesiástica española? Exactamente una: la del obispo de León, el religioso Carmelo Ballester.

Ballester no había sido bien recibido del Régimen. En 1937, el delegado

pontificio ante Franco,

Ildebrando Antoniutti, había procedido a cubrir

algunas vacantes episcopales sin contar con los nuevos gobernantes. Pero al año siguiente, cuando la misma práctica le llevó a proponer a aquél para la sede de León y se recibió el nombramiento en España, el Caudillo expresó su malestar a Gomá: no se contaba con el jefe del Estado español, siendo así que el concordato que él creía vigente, el de 1851, reconocía a éste el derecho de presentación de los obispos. Pero es que, además, se había ido a escoger para León a un clérigo “afrancesado”, con pasaporte francés, formado en Francia, perteneciente a la provincia lazarista de Aquitania e implicado en tal cual maniobra para favorecer el nacionalismo del clero catalán en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera. Concretamente, había trabajado para que las provincias de Valencia, Cataluña y Baleares se uniesen a la provincia francesa en la distribución administrativa de la Congregación de la Misión

  • -

    los paúles-, a la que pertenecía. Era a la sazón, no se olvide, visitador general

de las religiosas de San Vicente de Paúl.

La verdad es que Ballester sabía lo que se decía de él y, desde que comenzara la Guerra, hacía lo posible para acabar con aquella fama. En diciembre de 1936, sin ir más lejos, ya escribía a Gomá, con la excusa o con la razón de un viaje, alegrándose de que la primacía de la iglesia toledana hubiera sido sancionada por Roma. (Durante la República, el pleito secular en torno a ello entre Tarragona y Toledo había vuelto por sus fueros y, justo

29 Carta de 9 de septiembre de 1939, ADT, Archivo Gomá, Secc.1/H/IV:11.La de Berjón, 6 de octubre

En ADT, Archivo Gomá, Secc.1/H/II: 6, hay cuatro hojas mecanografiadas con despachos de agencia (Transocean) y comentario, posiblemente de procedencia diplomática, de lo que se dice en Le Temps, Le journal des debats y The Times del 5 y 6 de junio de 1937 acerca de las relaciones entre la Santa Sede y el Reich.

861

Document info
Document views52
Page views52
Page last viewedSat Dec 10 10:26:48 UTC 2016
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments