X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 14 / 21

40 views

0 shares

0 downloads

0 comments

14 / 21

cuando iba a empezar la Guerra, Roma se había decantado por la segunda. Y no era asunto ajeno al “afrancesamiento”: al arzobispo de Tarragona, Vidal i Barraquer, se le acusaba de lo mismo que pesaba sobre el futuro obispo de León.) “He tenido el consuelo –dice éste a Gomá en la ocasión indicada- de ver que su Eminencia es el indiscutido Cardenal de Toledo y que ocurra lo que ocurra no habrá problema de la índole al que me refiero entre lineas”30.

No muchas semanas después, intentaría francamente acabar con la mala fama que se le había puesto. En febrero de 1937, remitía al propio primado un escrito de las hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, sus representadas, en el que acababa por hablar de sí mismo. En la España nacional, se había empezado también a decir, con mala intención, que las religiosas en cuestión eran francesas y que, por consiguiente, dada la actitud del Gobierno francés ante el Régimen, debían ser expulsadas de España como “indeseables y sospechosas”.

La cosa venía de antiguo: en España existían dos congregaciones de San Vicente de Paúl, una, la de las hijas de la Caridad de toca, que eran las de mayor antigüedad, y la otra introducida en la segunda mitad del siglo XIX procedente de Francia y que se distinguía por su hábito gris o de corneta. Y el enfrentamiento no se había hecho esperar. Las hijas de la Caridad españolas incluso habían logrado obligar a las otras a cerrar el noviciado que habían abierto en 1870. Para 1916, sin embargo, las verdaderamente francesas eran ya minoría en la llamada Provincia Franco-Española de la congregación y, consecuentemente, desde la propia Santa Sede, por medio de los superiores del instituto, se había comenzado a procurar que también fueran éstos españoles y que se reabriera el noviciado en España. Esto además de que la reina Victoria Eugenia les profesaba viva simpatía, hasta el extremo de influir para que se les confiaran todos los hospitales de la Cruz Roja que hubiera en España, como en efecto sucedió.

Pero todo esto no había hecho sino provocar aún más las iras de los paúles y hermanas españolas, que pretendieron impedir estos cambios por todos los medios. Según Carmelo Ballester, los ataques se sucedieron hasta 1924 y llegó a tomar parte en ellos El sol, el diario inspirado por Ortega y Gasset, donde se publicaron varios artículos insultantes del sacerdote Torrubiano31. Y desde luego algunos religiosos paúles españoles, que llegaron a visitar a varios obispos difundiendo especies como la de que las hermanas, en los hospitales de la Cruz Roja, estaban obligadas a dar masaje a los militares en sus partes nobles.

30

31

ADT, Archivo Gomá/Sección: 1ª/Legajo: C/Carpeta: I/Documento: 81. Dice Turrubiano reiteradamente.

862

Document info
Document views40
Page views40
Page last viewedFri Oct 28 21:42:39 UTC 2016
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments