X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 19 / 21

71 views

0 shares

0 downloads

0 comments

19 / 21

selección purificadora; incluso hasta cierto punto, le ha cedido ésta el paso a circunstancias que favorecen la inferioridad de los seres; no ya sólo por los imbéciles sin contención, sino mucho más por el generalizado propósito de la parte más sana y valiosa del pueblo de mantener lo más reducido posible el número de hijos [...].

Evitar todo esto (un mal tan grande y de tanta trascendencia cual supone la degeneración de las razas humanas, añadía) era el objeto de la eugenesia, a la que podía llegarse adecuadamente por uno de esos caminos:

Primeramente, han de ser sobre todo protegidos contra todo daño directo o indirecto los gérmenes hereditarios de cada cual. [...]

[Segundo] [...] Los hombres que pueblan nuestra Tierra no son iguales entre sí. Las separaciones geográficas impuestas por las cordilleras, los mares, los climas diferentes y otras muchas circunstancias para nosotros desconocidas han conducido a la formación de razas humanas diferentes más o menos unas de otras en sus características corporales y en sus predisposiciones mentales. [...] nadie tiene el derecho y a nadie le corresponde el poder de desechar los muchos tipos indeseables que resultan de las mezclas de las razas humanas, [...]. Por esta razón existe un grave peligro para el hombre en la mezcla de razas extrañas entre sí. El evitarlo por medio de la conservación pura de las razas es la idea fundamental de la eugenesia, cuyo enorme efecto ha sido puesto en práctica por la legislación del tercer Imperio Alemán.

Un tercer camino para llegar a la purificación de una raza es el de fomentar la afinidad racial de las familias sanas y útiles, bien predispuestas hereditariamente en sus gérmenes y evitar la reproducción de los individuos predispuestos germinalmente a las enfermedades, para mejorar la herencia germinal.

Frisch advertía desde luego el peligro de plantear así las cosas: Querer extirpar todos los males congénitos en un pueblo civilizado es una cosa opuesta en absoluto al raciocinio humano, pues tal empresa significaría el exterminio de toda la raza civilizada.Por eso,

Si el hombre intenta alguna vez llevar a cabo la supresión de los incapaces, debe emplear para ello, naturalmente, métodos de humanidad. Un medio seguro para evitar la reproducción del individuo afecto de una enfermedad hereditaria y con ello para detener la propagación del mal, bajo la conservación de todos los derechos de la vida del enfermo, es la esterilización. Esta medida puede aplicarse por medio de una intervención sin dolor que hace imposible en adelante toda procreación, y, sin embargo, deja a las glándulas germinales como órganos vivos en el cuerpo. Por esta razón no se producen tampoco las alteraciones corporales y espirituales que son conocidas como consecuencia de la castración37.

37 “En muchos países de la América del Norte -añade-, en una parte de Suiza y en algunos Estados nórdicos se ha reglamentado legalmente desde hace una serie de años la esterilización. Su ejecución depende muchas veces todavía de la conformidad del afectado.

867

Document info
Document views71
Page views71
Page last viewedSun Jan 22 23:41:35 UTC 2017
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments