X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 20 / 21

64 views

0 shares

0 downloads

0 comments

20 / 21

Epílogo

En el mismo verano de 1942, los sucesos de Begoñadesencadenaron la operación poítica que llevó a que el grupo de falangistas de Serrano Suñer desapareciera de los primeros planos de la vida política española. Desde hacía meses, se habían repetido las fricciones entre carlistas y falangistas vascongados y, con motivo de un funeral celebrado en la basílica de Begoña por los muertos del tercio del mismo nombre, se exhibieron pancartas y hubo gritos contra la Falange y el socialismo de Estado. A la salida, el falangista Juan Domínguez lanzó una bomba, que causó veinte heridos, y Franco quiso dejar a gusto a todos: cesó a finales de agosto al general Varela y a Valentín Galarza como ministros de Ejército y Gobernación y, el 2 de septiembre, a Serrano Suñer como ministro de Asuntos Exteriores.

Horas antes, el 29 de agosto, Ridruejo le había dirigido a Serrano una carta de renuncia a todos los cargos que ocupaba, con razonamientos que hacían ver hasta qué extremo el incidente trascendía y hasta dónde llegaba la convicción de aquellos falangistas sobre el futuro del Estado. La unificación de abril de 1937 no había sido tal, venía a decir, sino el principio de un proyecto de subordinación de todos los demás grupos a Falange: La Falange debía asimilar bajo su unidad -bajo su integridad inalterable- lo que hubiera de asimilable en las otras fuerzas. [...] debía también disolver políticamente lo inadmisible y resistente.A la vez, Franco se había convertido en jefe de Falange y los falangistas lo habían aceptado. Pero, a la postre, sólo había quedado esto y no aquello.

Él es el dueño del Estado pero la Falange no informa ese Estado. La Falange no encubre, carga con todos sus errores y nada más. La Falange tiene menos resortes efectivos de poder que nadie, y son las eternas fuerzas de reacción las que mandan.

Pero es que además la Falange no es tal partido único. Ahí están los sectores disidentes en pública y libre actividad. Incluso en plena agresión. Ahí esta el Ejército [...] como un movimiento político autónomo.

Ahí están los “clanes” conservadores con ministros y alguaciles para oponerse a toda reforma.

Ahí están las jerarquías eclesiásticas con sus exigencias y sus inquisiciones.

En el Imperio Alemán, según la ley de profilaxis contra las descendencias taradas con enfermedades congénitas puede ser obligatoria, bajo ciertas condiciones previas. También en Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia existe una ley de esterilización obligatoria según la nueva legislación. Desde luego, esto es una fuerte intervención en el derecho de autodeterminación del hombre.” Pero el autor no se pronuncia contra él. Éste y los demás párrafos transcritos, en Karl von Frisch: Tú y la vida: una biología moderna para todos, versión española por Julio Gadea, Barcelona s.d., p. 367-377. Al menos hay una reedición de la versión alemana, Berlín 1966.

868

Document info
Document views64
Page views64
Page last viewedThu Jan 19 23:58:29 UTC 2017
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments