X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 8 / 21

50 views

0 shares

0 downloads

0 comments

8 / 21

entre ambos países y en la selección del personal que ha de llevarlo a cabo19.

El asunto podía tener fuertes repercusiones diplomáticas. Según el conde de Jordana, el propio Pío XI (que por cierto acababa de morir cuando el ministro escribía estas líneas) había considerado el convenio

motivo suficiente para estorbar la buena marcha de las negociaciones que se siguen con la Secretaría de Estado del Vaticano, como una ofensa a la conciencia católica de España y como algo que se opone al Concordato de 1851, cuya vigencia es el punto de vista o tesis que nosostros sostenemos como base de la negociación20.

(Se refería a la negociación de un nuevo acuerdo de normalización de las relaciones entre Iglesia y Estado, negociación en la que los representantes de la Santa Sede partían de la vigencia del concordato antiguo, concultado durante la República, en tanto que los del Estado insistían en que había que ir a algo nuevo.)

El texto del convenio cultural hispanoalemán no apuntaba en realidad contra el catolicismo; se limitaba a comprometer a los contratantes a estrechar sus vínculos espirituales y culturales y estimular el mutuo conocimiento de la cultura y de la vida espiritual de los dos pueblospor medio sobre todo de la organización y expansión de instituciones especializadas, del mutuo estudio de la lengua del otro, de las traducciones de libros y de los intercambios de profesores y estudiantes21. Pero se suponía (al menos, se supuso de hecho en medios eclesiásticos) que todo eso apuntaba a la introducción de la concepción nazi de la vida. (En esos mismos días, la correspondencia privada de obispos y clérigos importantes llama frecuentemente la atención sobre actos concretos en que se expresa ese peligro, en torno entre otras cosas a manifestaciones atléticas o meras exhortaciones periodísticas que se refieren al cultivo del cuerpo y a la desnudez femenina.)

Por lo demás, a la cuestión podía dársele -se le dio- respaldo jurídico porque, como hemos dicho, en la Santa Sede se partía del supuesto de que el concordato de 1851 continuaba en vigor, pese a todas las violaciones de los días de la República, y el concordato reconocía a los obispos el derecho a supervisar cualquier realidad civil, efímera o permanente -la prensa, la enseñanza y todo lo demás- en cuanto pudiera afectar a la doctrina. Si lo que pretendía Franco era negociar un nuevo estatuto jurídico para las relaciones con la Iglesia, se le podía obligar por lo menos a que no diera ningún paso

19

Carta de 24 de enero de 1939, apud Alted, op. cit., 1.211s. Jordana a Sáinz Rodríguez, 14 de febrero de 1939, apud Alted, op. cit., 1.174.

20

21

Apud Rodríguez Aísa, op. cit., 499. El texto completo, ibídem, 499-502.

856

Document info
Document views50
Page views50
Page last viewedFri Dec 09 20:02:47 UTC 2016
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments