X hits on this document

PDF document

NAZISMO, ANTISEMITISMO Y JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA1 - page 9 / 21

42 views

0 shares

0 downloads

0 comments

9 / 21

que cupiese orientar en otro sentido, que era lo que ocurría con el convenio hispanoalemán.

Y la frustración del convenio

Así que la protesta eclesiástica dio fruto inmediato. El 4 de febrero de 1939, Sainz Rodríguez responde a Gomá que el tratado tan sólo

forma parte de una serie de ellos en los cuales se ponen finalidades que no comprometen a nada. [...] El único artículo que buscándole muchas vueltas puede interpretarse como un compromiso, es el referente a la obligación de no consentir libros que ataquen a los respectivos Estados y falseen la verdad histórica. Esto no se puede aplicar nunca a las publicaciones de la Iglesia: primero, porque nuestro Estado no puede comprometer más que su propia soberanía y la Iglesia es una entidad soberana cuya libertad no podemos coartar por un tratado nuestro. Segundo, porque en nuestro propio Estado somos muchos los que hemos hecho y haremos manifestaciones adversas a algunos puntos de la doctrina que impera en el Estado alemán. Por ejemplo: el Racismo, pero esto puede hacerse sin desfigurar la verdad histórica, sin insultar a la nación amiga y simplemente haciendo ver que esa doctrina es incompatible con la doctrina oficial de un pueblo que se jacta de católico, como lo es el nuestro.

Todas estas salvedades se han dicho durante la discusión del tratado y por ende no hay ningún peligro de que el texto que S.E. supongo habrá leído ya, pueda obligarnos a nada contrario a los altos intereses espirituales que la Iglesia está llamada a vigilar22.

Y en parecidos términos se expresa el ministro de Asuntos Exteriores, conde de Jordana, en la larga nota con que responde el 8 de febrero de 1939 al nuncio Cicognani, por más que acuda en ella a cierta retórica:

Si el referido Convenio fuese el paso inicial de una política del Gobierno Nacional, virgen aún de toda medida legislativa de carácter religioso, y tras del cual pudiera, por tanto, esconderse una incógnita en cuanto a sus propósitos e intenciones para el futuro, se comprendería la alarma que refleja la Nota de Vuestra Excelencia. Pero viene este Convenio a concertarse cuando el Gobierno Nacional [...] ha realizado durante más de un año que lleva de existencia, una política religiosa activa, incesante y espontánea, devolviendo a la Iglesia la personalidad que le corresponde en la vida española, [...].

En tales condiciones, el Gobierno Nacional no puede menos de ver con asombro, no exento de tristeza, la inquietud que parece producir a la Santa Sede un Convenio cultural de tipo corriente, al que se quiere dar un alcance tan poco en armonía con la más elemental observación de la realidad.

[...]

22

Apud Alted op. cit., 1.213.

857

Document info
Document views42
Page views42
Page last viewedSat Dec 03 03:16:48 UTC 2016
Pages21
Paragraphs231
Words10006

Comments