X hits on this document

Word document

Empresa privada y Estado en Venezuela - page 3 / 12

35 views

0 shares

0 downloads

0 comments

3 / 12

importación, y las compras gubernamentales pautadas en el decreto Compre Venezolano. La entrada de Venezuela al  Acuerdo de Cartagena en 1971 significó la imposición de restricciones considerables a la inversión extranjera como consecuencia de la aplicación de la Decisión 24. Los empresarios nacionales enfrentaron una gran abundancia de oportunidades de expansión lo cual dio lugar a la aparición de grupos muy diversificados. Era inevitable que muchos de ellos mostraran conexiones con el liderazgo político del momento.

Las empresas del Estado se multiplicaron, paralelamente,  con la creación a comienzo de la década de 1960 de Cadafe, para el servicio eléctrico, y la Corporación Venezolana de Guayana, para el desarrollo hidroeléctrico, el del acero y el del  aluminio. Las telecomunicaciones estaban en manos del Estado después de la compra de CANTV, la empresa telefónica en 1952. La nacionalización de las industrias del hierro  y el petróleo en 1975 incrementó de manera significativa el papel del Estado en la economía. El punto de quiebre del desarrollo económico del país en 1978 coincide, paradójicamente, con el cenit de la expansión de la empresa nacional, pública y privada.

La política de proteccionismo y la abundancia de recursos  resultó en inversiones ineficientes tanto en las empresas públicas como en las privadas. Esta tendencia se exacerbó durante el primer gobierno del presidente Pérez, cuando a los recursos de la renta petrolera se sumaron los del endeudamiento externo, propiciado por la banca internacional para reciclar los llamados petrodólares. Entonces surgieron nuevos grupos empresariales al calor del favor oficial.  El modelo de desarrollo pierde dinamismo a partir de 1978, cuando comienza a caer el rendimiento del capital, seguido por el de  la productividad.

Cuesta abajo en la rodada

Cuando el presidente Herrera llegó al poder en 1979, preguntando “¿Donde están los reales?”, el país vivía un momento de pleno empleo que  no se ha vuelto a repetir. Herrera adoptó políticas de liberalización, incluyendo propiciar la salida de divisas para “enfriar” una economía recalentada, dando inicio a una hemorragia  de capitales que no se ha detenido en los más de veinte años transcurridos. Al incremento de los precios del petróleo a más treinta dólares por barril en 1978, como consecuencia de la caída del Shah de Irán,  siguió el derrumbamiento de  precios de 1982, consecuencia de la reacción de los países

Document info
Document views35
Page views35
Page last viewedThu Dec 08 00:58:15 UTC 2016
Pages12
Paragraphs75
Words4085

Comments